3 Min de lectura | El paso del tiempo, elementos abrasivos o incluso el limpiaparabrisas pueden crear rayajos en la luna de tu coche e impedirte ver correctamente. No te preocupes, tiene solución. Te contamos cuándo y cómo pulir los cristales del coche para que estén impecables.

Un rayón en la luna delantera del coche puede provocar molestos reflejos para el conductor, sobre todo, si este daño se encuentra en tu campo de visión. Para solventar estos problemas y garantizar la seguridad en el vehículo, puedes realizar una reparación y pulir los cristales tú mismo.

Cuándo pulir los cristales del coche

Contar con una visión correcta en la carretera no solo es un elemento de seguridad primordial para el conductor, sino para el resto de ocupantes de la vía. Por este motivo, mantener los cristales del coche en perfecto estado será esencial. Por el paso del tiempo y el contacto con ramas, piedrecitas o granizo es posible que tus lunas y cristales presenten algún tipo de arañazo.

Si este es tu caso, es recomendable que lo repares antes de que el daño vaya a más y finalmente debas cambiar la luna de tu vehículo. Realizar un pulido de los vidrios te ayudará a alargar por más tiempo su vida útil.

En muchas ocasiones, estos daños se dan por unas escobillas de los limpiaparabrisas en mal estado. Estas pueden provocar rayajos en la luna delantera y trasera que puede dificultar mucho la visión. Si es así, es esencial que las cambies una vez que hayas reparado la luna para evitar que vuelva a suceder.

Cuando la luna está en muy mal estado y presenta demasiados daños, la mejor opción es cambiarla. El Seguro de Coche MAPFRE cuenta con las coberturas que necesitas entre las que se encuentran rotura de parabrisas y lunas.

CALCULA TU PRECIO

Cómo pulir los cristales del coche paso a paso

Reparar los cristales del coche es un punto importante para mantener la seguridad. Por suerte, el proceso es bastante sencillo y te puede ayudar a mantener la visión correcta en carretera en todo momento. Te contamos qué materiales necesitas y cómo pulir paso a paso tus cristales del coche.

Materiales

En el mercado puedes encontrar kits que incluyen todo lo necesario para realizar el pulido de cristales. No obstante, los materiales deberán ser los siguientes:

  • Herramientas de pulimentado
  • Limpiacristales
  • Pulimento
  • Trapos limpios

Procedimiento

Pulir los cristales del coche es una labor bastante sencilla, por lo que podrás hacerla en pocos minutos si cuentas con las herramientas y productos adecuados. A continuación te contamos cómo hacerlo paso a paso:

  • En primer lugar, es necesario limpiar en profundidad los cristales del coche que se vayan a pulir. Para ello utiliza un producto específico para este fin (limpiacristales) o simplemente agua y jabón. La luna debe ser tratada en profundidad para evitar que queden residuos o impurezas.

hombre limpiando con agua y jabón la luna del coche

  • Aplica el pulimento en las zonas afectadas, si quieres pulir toda la luna es recomendable que lo hagas poco a poco y por secciones.
  • Si vas a realizar el proceso con una pulidora, deberás usar almohadillas adecuadas para ello. En el caso de que lo hagas a mano puedes utilizar las incluidas dentro del kit de pulido para extender el producto.
  • Pasa las almohadillas por la zona afectada de forma suave pero firme haciendo hincapié en las zonas más dañadas. Poco a poco verás que los rayajos van desapareciendo de la superficie de la luna.
  • Una vez que hayas pulido el cristal deberás limpiarlo usando agua para eliminar los restos de pulimiento.
  • Comprueba si los rayones han desaparecido por completo y repite el proceso si fuese necesario.

Como ves, acabar con los rayajos en los cristales de tu coche es una tarea muy sencilla y económica que te permitirá aumentar tu seguridad en carretera y ahorrarte cambiar la luna de tu vehículo.

canalMOTOR

El equipo de redacción de canalMOTOR lleva más de 10 años proporcionándote contenidos relacionados con el mundo de la automoción. No solo los mejores modelos de coche y moto, sino compartiendo información práctica sobre tu vehículo: consejos de mantenimiento, de conducción, formas de ahorro y seguridad vial, entre otros. Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica que te ayuda en el día a día de tu vehículo.