Inicio/Consejos Practicos/Consejos de mantenimiento/Cómo colocar correctamente los reposacabezas del coche

Cómo colocar correctamente los reposacabezas del coche

El reposacabezas es un elemento de seguridad en tu vehículo muy importante. Te mostramos cómo colocarlo correctamente para estar protegido en caso de colisión o accidente.

El reposacabezas de tu coche es un sistema de seguridad pasivo tremendamente importante en tu vehículo. A pesar de ello, muchas son las personas que prescinden de ellos o los llevan colocados de una manera que no es la correcta. Colocarlos de la forma adecuada ayuda a evitar problemas cervicales y en la columna vertebral tras sufrir un accidente.

¿Es obligatorio el reposacabezas?

Los primeros vehículos en comercializarse no contaban con reposa cabezas, por aquel entonces, se desconocía la importancia de este elemento de seguridad. En los años 50 comenzaron a incorporarse en los modelos de algunas marcas con el objetivo de proporcionar más comodidad al conductor y como un extra de lujo para los propietarios.

Hicieron falta casi 20 años, para que las autoridades se diesen cuenta de los beneficios de este tipo de elementos en el coche y los incluyeron como obligatorios para todos los modelos en el año 1969 en Estados Unidos. A nuestro país, aun tardarían algo más en llegar, en 1989 este sistema de seguridad pasivo ya era obligatorio para todos los vehículos vista su importancia en caso de accidente.

Cómo colocar correctamente el reposacabezas

Disponer de un reposacabezas no es sinónimo de seguridad en el coche, para evitar problemas cervicales y en la columna es importante que esté colocado de manera correcta. Al igual que ocurre con el asiento, se debe adecuar a la altura del conductor. Si este está bien colocado se limita el movimiento excesivo del cuello tras la colisión y se evita que aparezca el latigazo cervical.

El reposacabezas sirve para redirigir la energía producida con los choques, sobre todo, los choques posteriores, para así reducir la tensión soportada por el cuello y la cabeza. Todos ellos están equipados con unas muescas que permiten colocarlos a distintas alturas e inclinaciones para lograr que se adapten a la perfección al conductor que se encuentre sentado al volante en ese momento.

Vista trasera de un conductor

A pesar de lo que su propio nombre indica, este elemento no está pensado para apoyar en él la cabeza, si no para proteger la zona. Por lo tanto, cuando conduzcas nunca debes apoyarte en él. Según las recomendaciones de la Dirección General de Tráfico DGT, la distancia que debe existir entre la cabeza y el reposacabezas debe ser de 4 centímetros aproximadamente.

Para colocar correctamente el reposacabezas, también es importante la posición del asiento. En este su ángulo de inclinación nunca debe superar los 25 grados. Ahora toca colocar la altura del mismo, para ello este debe trazar una línea recta con la parte alta de tu cabeza de manera que la parte acolchada del reposacabezas se encuentre a la altura de los ojos.

Colocar el reposacabezas es muy sencillo, tan solo deberás ajustarlo usando las presillas que encontrarás en los laterales, pulsando sobre ellas conseguirás desplazar la barra para adaptarla a la altura deseada y soltar hasta que oigas el clic que indica que está correctamente encajada.

Este vídeo de la Dirección General de Tráfico deja claro cómo debe colocarse un reposacabezas para lograr una protección perfecta:

Las consecuencias de no llevarlo colocado correctamente

Si tu reposacabezas no tiene la posición adecuada y esta es más baja de lo que debería ser, las lesiones cervicales pueden ser muy graves. Cuando se sufre un golpe frontal la cabeza se desplaza hacia abajo y a continuación hacia atrás de una manera muy brusca, por su parte, cuando la colisión es posterior el primer movimiento es hacia atrás y el segundo hacia abajo, de tal manera que si no hay elementos que lo frenen puede producir lesiones graves como el latigazo cervical o incluso una parálisis.

16 noviembre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.