3 Min de lectura | ¿Sabes cuándo y cómo debes cambiar las gomas del limpiaparabrisas? Te mostramos qué signos indican su desgaste y cómo reemplazar las dañadas paso a paso para que puedas disfrutar de una visión adecuada en carretera.

Tener una buena visión en carretera aumentará tu seguridad y la del resto de usuarios de la vía. Para conseguirlo, el vehículo cuenta con una serie de elementos que te permiten circular manteniendo las mejores condiciones de visibilidad como pueden ser las luces o los limpiaparabrisas. Aunque en muchas ocasiones no se les presta demasiada atención, este dispositivo es esencial cuando llueve y las gotas impiden la correcta visualización de la calzada. Debido a su uso se desgastan, por lo que debes saber cómo y cuándo cambiar las gomas del limpiaparabrisas.

¿Cuándo cambiar las gomas del limpiaparabrisas?

Limpiaparabrisas elevados lanzando agua

https://cutt.ly/VRTVDiI

Los limpiaparabrisas están compuestos de unas varillas de plástico y metal que funcionan como soporte para dos gomas. Estas últimas son las encargadas de eliminar la suciedad y restos de agua de la luna del vehículo y, por tanto, las que se encuentran sometidas a un desgaste más profundo.

Cuando los limpiaparabrisas no funcionan correctamente, no será necesario realizar la sustitución del accesorio al completo, en muchas ocasiones bastará con retirar la goma y colocar una nueva. Pero, ¿cómo saber cuándo hay que cambiar la goma? Estos son los signos que te indicarán que es el momento:

  • Cristales empañados en el exterior.
  • No limpia toda la superficie, en la luna quedan espacios sin limpiar.
  • Rugosidades y cortes en las gomas, se observan al pasar el dedo sobre ellas.
  • Ruido al activar el limpiaparabrisas, si la goma está muy endurecida presionará demasiado el cristal y provocará un sonido desagradable.
  • Suciedad en el limpiaparabrisas, si está en mal estado aparecerán manchas de humedad en el cristal porque la goma está agrietada.

Por lo general, las gomas del limpiaparabrisas suelen durar aproximadamente un año, aunque la mayoría de los conductores suelen cambiarlas con una frecuencia mayor. Por otro lado, los vehículos más modernos ya cuentan con un sistema de aviso al usuario para indicarle en qué momento debe realizarse el reemplazo.

Cómo elegir las gomas adecuadas

En el mercado encontrarás diferentes tipos de escobillas limpiaparabrisas adaptadas a las necesidades de uso de cada conductor. A la hora de elegirlas deberás tener en cuenta:

  • El uso que les darás.
  • El tamaño, debe ser adecuado para que se adapten al brazo.
  • La compatibilidad con tu vehículo, pues los limpiaparabrisas no son universales.
  • Si están expuestas al sol de manera directa.

Comprar unas escobillas adecuadas para el uso y de materiales resistentes harán que se mantengan como nuevas durante mucho más tiempo.

Cómo cambiar las gomas

Cambiar las gomas de los limpiaparabrisas es una acción muy sencilla que podrás realizar tú mismo. Te contamos los pasos que debes seguir para reemplazarlas en pocos minutos:

  • Levanta todo el limpiaparabrisas de manera que tengas acceso a las gomas. Una vez localizadas en la estructura retira las dañadas.
  • Para retirarlas comprueba qué sujeción utilizan: la mayoría de ellas se enganchan a la estructura mediante piezas que deben girarse para poder sacarlas con facilidad. En otros modelos, las gomas irán pegadas con un pegamento de contacto que podrás retirar fácilmente tirando de ellas.
  • A continuación, acopla la superficie de contacto con el cristal hasta que oigas un clic y las gomas queden enganchadas al soporte.
  • Coloca de nuevo los limpiaparabrisas en su posición original y comprueba que funcionan correctamente.

Como ves, realizar el cambio de las gomas del limpiaparabrisas es muy sencillo, tan solo te llevará un par de minutos y te ayudará a mantener una buena visibilidad en la carretera garantizando tu seguridad y la del resto de ocupantes de la vía.

Tan importante es la buena visualización como estar protegido en todo momento, por ello, el Seguro de Coche MAPFRE cuenta con las coberturas que mejor se adaptan a ti y a tu forma de conducción.

CALCULA TU PRECIO