4 Min de lectura | La centralita del coche es la encargada de guardar toda la información importante del vehículo. Es posible que debido a una avería en algunos de sus componentes sea necesario sustituirla por una nueva y sea necesario clonar la centralita del coche para trasladar los datos. Te contamos en qué consiste este proceso.

Debido a un fallo o una avería, en ocasiones es necesario clonar la centralita del coche. Esta no es una tarea fácil ya que requiere del uso de máquinas especiales para conseguirlo. Te contamos en qué consiste el proceso y cómo se hace.

Qué es la centralita del coche

La centralita del coche es la responsable del almacenamiento de la información de cada automóvil. Dicho de otro modo, estas son las que se encargan de recopilar y guardar las sincronizaciones que realizan los diferentes módulos del vehículo. Para que funcionen, es necesario que los módulos de la misma se encuentren correctamente emparejados, ya que si esto falla, el coche no arrancará.

¿Cuándo debe clonarse la centralita del coche?

La centralita del motor, como muchos otros componentes de un vehículo, puede presentar averías. En estos casos, es conveniente que esta se clone para poder pasar la información a un nuevo dispositivo. Las averías más frecuentes que suelen presentar estos aparatos tienen que ver con:

  • Deterioro del inmovilizador
  • Fallo en alguno de sus componentes
  • Filtraciones de agua
  • Problemas causados al colocar las pinzas del revés
  • Problemas en los datos en las distintas memorias de la centralita
  • Sobrecarga

Ante cualquiera de estos daños, es conveniente acudir a un profesional para que pueda clonar la centralita de manera que todos los datos puedan ser transferidos correctamente y tu coche funcione con normalidad.

Cómo se clona una centralita

El proceso de clonado dependerá de la marca del modelo del vehículo. El clonado consiste en el copiado de la información de una centralita a otra nueva para su instalación en un coche. El proceso debe realizarse correctamente ya que este dispositivo es el que registra por ejemplo, el número de bastidor que ayuda a identificar al vehículo. A continuación, te mostramos el proceso que se debe seguir para que el cambio se realice con éxito.

Mecánico con ordenador conectado a centralita

Recuperar la información

La información guardada en la memoria se encuentra almacenada en distintas memorias que dependerán del coche y el modelo, así como del tipo de centralita que utilice. Estas son las más habituales:

  • Memoria del microprocesador: suele estar disponible en las centralitas más modernas. En ella se guarda la información aniticopia de los mapas del motor y del inmovilizador del vehículo.
  • Memoria eeprom: es la más importante del vehículo ya que en ella se guardan los datos identificativos del vehículo. Se trata de una memoria limitada en cuanto a almacenamiento y escritura ya que los datos que contiene no se pueden modificar.
  • Memoria flash: en ella se recopila la información de configuración del vehículo, es decir, los datos de los mapas de inyección y aquellos que son variables. Las actualizaciones realizadas por el fabricante se instalan en esta memoria.

Pasar los datos

Una vez que conocemos qué información contiene el vehículo y las memorias con las que cuenta, se puede comenzar con el proceso de clonado. Para ello es necesario contar con una máquina especializada que sea capaz de transferir los datos de la centralita dañada a la nueva. Existen distintas maneras para realizar este procedimiento:

  • BMD: mediante conexiones BMD y tras abrir la centralita es posible conectar la placa a la máquina utilizando unos palillos especiales.
  • OBD: la conexión se realiza mediante un cable OBD y el programador correspondiente. Es uno de los métodos más sencillos, pero tan solo puede utilizarse con centralitas ecu y en modelos de vehículos posteriores al 2004. Su principal ventaja es que no requiere la desconexión del dispositivo del coche.
  • Soldar cables a la placa de la centralita: para ello es necesario conocer los diagramas de la centralita y abrirla para poder extraer toda la información.
  • Usar un banco de trabajo: el proceso consiste en fijar unos cables a la centralita del motor sin necesidad de abrirla para poder obtener toda la información y pasarla al nuevo dispositivo.

Tras la realización de este proceso, la nueva centralita ya estará lista para utilizarse en el coche con todos los datos necesarios para su funcionamiento. Como ves, se trata de un proceso delicado que debe ser realizado por personas con conocimiento en la materia y con aparatos especiales para ello.

El Seguro de Coche MAPFRE es fundamental para incrementar tu seguridad al volante. Te ofrece asistencia en carretera desde el kilómetro 0, además de otros muchos servicios.

 

CALCULA TU PRECIO

canalMOTOR

El equipo de redacción de canalMOTOR lleva más de 10 años proporcionándote contenidos relacionados con el mundo de la automoción. No solo los mejores modelos de coche y moto, sino compartiendo información práctica sobre tu vehículo: consejos de mantenimiento, de conducción, formas de ahorro y seguridad vial, entre otros. Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica que te ayuda en el día a día de tu vehículo.