¿Qué función realiza el palier en tu coche?

Inicio/Consejos Practicos/Consejos de mantenimiento/¿Qué función realiza el palier en tu coche?

¿Qué función realiza el palier en tu coche?

El palier es una pieza de tu coche que forma parte de la transmisión. Su importancia es máxima por lo que es esencial saber cómo detectar averías o fallos antes de que provoque un accidente y las consecuencias sean mayores.

Entre los elementos del sistema de transmisión se encuentra el palier -semiárbol de la transmisión, semieje o flecha- que cumple con una misión prioritaria: transmitir el giro hasta la rueda. Es una barra articulada a través de juntas homocinéticas.

El palier: importancia, ubicación y partes

El giro parte del diferencial y llega a las ruedas de un vehículo a través del palier. El movimiento empieza en el volante que trasmite el giro al embrague, éste lo pasa a la caja de cambios y de ahí, al árbol de transmisión, cuando el motor está en un eje diferente al de las ruedas motrices.

El árbol transmite al diferencial que a su vez divide el movimiento para ambas ruedas a través de sus correspondientes palieres.

No hay duda de que para la transmisión y, por lo tanto, para el movimiento de un coche, los palieres son piezas clave.

Situación de los palieres en tu coche

Lo primero que debes preguntar es qué tipo de tracción tiene tu coche: trasera, delantera o completa. Éste determina tanto el número de palieres como la situación de este elemento dentro del vehículo.

  • Tracción trasera: dos palieres, uno en cada una de las ruedas motrices, las de atrás.
  • Tracción delantera: dos palieres, uno en cada una de las ruedas motrices, las situadas delante.
  • Tracción total -4X4-: cuatro palieres, ya que en este caso todas las ruedas son motrices y necesitan de palieres para transmitir el movimiento a todas ellas.

Partes de un palier

El palier consta de diferentes partes o elementos para poder cumplir con su función.

  • Palier: recibe este nombre concreto la barra metálica que transmite el giro. Es importante que se mantenga recta, las dobleces o cualquier tipo de deformación influye en su funcionamiento.
  • Juntas homocinéticas: permiten la transmisión evitando la falta de alineación entre eje de rueda y palier. Cada palier tiene dos: una junto a la rueda y otro en el diferencial.
  • Fuelles o guardapolvos: son conos de goma en forma de fuelle o acordeón que cubren las juntas para protegerlas y proporcionarles lubricación para que la transmisión pueda realizarse con la menor fricción que sea posible.
  • Abrazaderas: mantienen los fuelles en su sitio y sin holgura, lo que es primordial para no tener problemas.

¿Por qué debes revisar los palieres?

No es que sea el palier una pieza especialmente delicada, sin embargo, puede romperse y además sufrir diferentes fallos que influyen directamente en la conducción y seguridad al volante. Lo que hace necesario que se revisen de forma habitual, igual que haces con líquidos o cambios de filtros.

Un fallo en una de las partes principales del sistema de transmisión provoca graves molestias en la conducción e incluso, se puede desencadenar un siniestro o algún tipo de accidente en el que necesitarás contar con tu seguro para minimizar molestias, daños y otros contratiempos derivados.

Si alguno de los palieres se rompiera totalmente, cuando estás conduciendo las consecuencias dependen de la velocidad, tu pericia al reaccionar… y es muy práctico contar con sistema ESP para que el vehículo recupere o minimice la falta de estabilidad que provocará esta avería.

Problemas en los palieres: causas

Uso y tiempo

Aunque cuides tu coche y le hagas mantenimientos, además de revisiones preventivas, hay que asumir que las piezas están sometidas a uso y el desgaste con el paso del tiempo, y esto es algo lógico e inevitable. Los palieres de media tienen una vida útil de unos 150.000 kilómetros, de ahí en adelante, es fácil que tengas que sustituirlos y que empieces a apreciar síntomas de desgaste.

Dañados por golpes e impactos

Ten en cuenta que los palieres son de esas piezas que están más expuestas durante la circulación, por lo que no sólo un golpe o impacto con otro coche u otros elementos puede dañarlos. Factores tan poco controlables como una piedra o gravilla en la carretera también estropea estos elementos o un golpe busco con un bordillo, por ejemplo.

Lubricación siempre en perfecto estado

Los fuelles que lubrican el palier son una de sus partes más importantes y es fundamental mantenerlos en el mejor estado. Si el palier se estropea, la grasa salga se desprenderá al aumentar la velocidad y el palier quedará más expuesto al agua y otras partículas que acelerarán su oxidación, dañándolo y acortando su vida útil.

Mal estado de las abrazaderas

Los fuelles o guardapolvos que lubrican y protegen el palier se mantienen sellados y en posición correcta mediante abrazaderas. Éstas deben ir firmes y ajustadas, si surge holgura el sistema presentará problemas y puede desencadenar averías graves, ya que el sistema se podría quedar seco.

¿Cómo detectar problemas en el palier?

Coche con capó abierto y persona mirando zona motor.

https://bit.ly/2L1qvoN

  • Palier doblado: la dirección no funciona con precisión y notarás vibraciones.
  • Holgura en el palier: si escuchas un ruido seco al frenar o acelerar, el palier se mueve sobre su eje y es mejor cambiarlo pronto.
  • Rotura del palier: escucharas un fuerte ruido y dejarás de poder circular.
  • Juntas homocinéticas desgastadas: ésta es la avería quizás más difícil de detectar, solo cuando tomas una curva y a baja velocidad escucharás un traqueteo y para entonces, el problema ya será grave.

En una revisión periódica de todo vehículo debe incluirse la puesta a punto y mantenimiento de los palieres para evitar que los desgastes o desajustes agraven la situación, recuerda su importancia y las graves consecuencias de no tenerlos en perfecto estado.

24 agosto, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar