Inicio/Consejos Practicos/Consejos de mantenimiento/Fallos y averías en el sistema ABS

Fallos y averías en el sistema ABS

4 minutos | El sistema ABS del coche no suele averiarse con facilidad, pero no es infalible. Te contamos qué causas pueden hacerlo fallar y qué debes saber para reparar el ABS.

El ABS es un sistema antibloqueo de ruedas (del alemán: AntiBlockierSystem), gracias al cual se evita que los neumáticos resbalen sobre el suelo durante la frenada, asegurando el control del vehículo y reduciendo la distancia de frenado.

En la actualidad, el 75 por ciento de coches que se fabrican en el mundo cuentan con esta tecnología y, en Europa, constituye un sistema de seguridad obligatorio desde 2004.

Si los frenos ABS se estropean, se iluminará el testigo correspondiente del panel central del vehículo, pero el coche seguirá frenando con la hidráulica tradicional. Sin embargo, si tiene repartidor de frenada electrónico, puede que los frenos traseros se bloqueen, con los peligros que ello puede causar.

Lo cierto es que este sistema rara vez sufre averías. Pero su alta fiabilidad no evita que alguna vez aparezcan problemas y nos veamos obligados a reparar el ABS. Por suerte, es una operación sencilla, siempre que sepamos las causas.

Averías que puede sufrir el ABS

A continuación, te contamos cuáles son las principales causas de averías:

Burbujas de aire en el circuito

A diferencia de líquido de frenos, el aire que hay dentro del sistema ABS es comprimible. Por tanto, si aparecen burbujas en su interior el sistema no funcionará correctamente. En tal caso, la solución pasa por purgar el circuito (aquí te contamos cómo hacerlo).

Tubos del circuito doblados o deformados

Otro de los problemas que pueden causar averías en el sistema ABS es que, a consecuencia de un impacto, los tubos del circuito se hayan doblado o deformado o que las tuberías rígidas se hayan dañado, impidiendo así que el líquido circule correctamente. De esta manera, el sistema percibirá fallas y emitirá un mensaje de avería.

Fallos en los pistones

Cuando no se cambia el líquido de frenos con la periodicidad recomendada por el fabricante, puede llegar a cumularse una gran cantidad de suciedad y óxidos en los pistones dando lugar a lo que se conoce como pistones gripados. Esto puede hacer que las pinzas de freno no funcionen correctamente.

Pero, además de la suciedad, otro problema que puede darse en los pistones, esta vez causada por la fuga de líquidos, es que pierdan presión cuando se pisa el pedal de freno.

Daños en el anillo dentado de la rueda

El anillo dentado de la rueda no suele sufrir averías, pero puede pasar como consecuencia del exceso de grasa u óxido. Si esto ocurre, el ABS lo interpretará como un problema y dejará de funcionar con normalidad.

Fallos en las electroválvulas

Las electroválvulas son las encargadas de regular la presión en cada rueda o en cada eje. Su funcionamiento es sencillo: tras recibir la señal eléctrica desde la centralita del ABS, se abren y cierran para dejar pasar el líquido a un canal diferente al de la rueda, haciendo que el freno de esa rueda se libere.

Es uno de los fallos más temidos, ya que en la mayoría de los casos no se puede reparar y es necesario sustituir todo el sistema hidráulico

Daños en los sensores y cables

Aunque Los sensores de rueda suelen estar protegidos, puede sufrir daños a causa de golpes o impactos, o como consecuencia de un exceso de suciedad, de manera que se corte la comunicación con el módulo de control o centralita. Esto mismo puede ocurrir con los cables, aunque igualmente la probabilidad de que se dañen es muy baja.

¿Cuánto cuesta reparar el ABS?

El precio de reparar el ABS depende de muchos factores. En primer lugar, de la marca del coche, ya que algunos fabricantes solo ofrecen kits completos, aunque solo haya que cambiar una pequeña pieza, y cuyo precio puede ir desde los 450 hasta los 1.900 euros, con mano de obra incluida.

En el caso de que el fabricante permita comprar piezas de forma individual, los precios entre marcas son más similares. Por ejemplo, unos sensores pueden salir por entre 20 o 30 euros.

Otro de los factores que pueden hacer variar el precio final es el taller. Lo más recomendable es llevarlo a uno oficial y que lo conecten a la máquina de diagnóstico cada vez que se cambie algún elemento importante.

H2: ¿Puedo hacer la reparación yo mismo?

Depende de la causa de la avería, podrás hacer tú mismo la reparación, siempre que cuentes con los conocimientos y herramientas necesarias. Por ejemplo, purgar el circuito o cambiar un sensor es algo que puedes hacer tú mismo. No obstante, en el resto de casos, lo mejor es solicitar la ayuda de un profesional, porque esos euros que puedes ahorrar pueden terminar saliéndote caros a la larga

con el Seguro de Coche MAPFRE lo tienes fácil, ya que pone a tu disposición una amplia red de talleres con los mejores especialistas, además de las coberturas más completas y adaptadas siempre a tus necesidades.

12 enero, 2021|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.