4 Min de lectura | Acabas de sacarte el carné de conducir y es el momento de tomar una de las decisiones más importantes de tu nuevas dotes de conductor, ¿qué coche comprar?

Tras haber aprobado el carné de conducir, llega uno de los momentos más esperados por todo conductor novel: comprar su primer coche. Una decisión que no debe tomarse a la ligera.

No hay que olvidar que la carretera no tiene nada que ver con la autoescuela, y que poner en práctica todo lo aprendido y coordinar todos los movimientos puede resultar complicado en los primeros momentos.

Además del presupuesto que quieres destinar a la compra, es importante que tengas en cuenta otros factores relevantes para la compra de tu primer coche.

No gastes todos tus ahorros

Invertir todos los ahorros en el primer coche no es una buena idea. Según los expertos, lo aconsejable es destinar no más de la mitad en la compra, y el resto reservarlo para otros gastos, como combustible, mantenimiento, póliza del seguro, impuestos, ITV, etc.

Elige un modelo pequeño

Dominar un vehículo grande puede ser una tarea costosa al principio, cuando el conductor aún es inexperto. Los coches pequeños tipo utilitario son más manejables y facilitan ciertas maniobras, como aparcar.

¿Nuevo o de segunda mano?

Si eliges un coche nuevo, tendrás lo último en tecnologías de seguridad y menos probabilidades de acudir al taller. Sin embargo, los de segunda mano son más económicos y manejables, dos factores importantes cuando el que está al volante es un conductor novel.

Eso sí: si optas por un coche de segunda mano, no recurras a modelos demasiados viejos, ya que no incluyen elementos de seguridad activa, un factor imprescindible para conductores sin experiencia.

Que sea duro y fiable

Seguro que a la hora de comprar tu primer coche el factor emocional juega un papel fundamental. Pero no hay que dejarse llevar, ya que el primer coche sirve para continuar el aprendizaje y salir al paso.

Por ello, mejor que sea sencillo, sin mecánicas complicadas o equipamientos excesivos y cuyo mantenimiento sea fácil.

Lo importante es que te fijes en aspectos como la garantía que ofrece el coche, los gastos de mantenimiento y fiabilidad, más allá del diseño, las prestaciones o el color.

Joven sentado al volante de un coche

https://bit.ly/35DWhRh

Al principio, poca potencia

No parece sensato que un conductor novel maneje un coche de elevada potencia. La coordinación y el control del volante aún no están en su mejor momento y cualquier exceso en la velocidad puede dar lugar a comportamientos temerarios y peligrosos.

Para un uso normal por ciudad y algo por carretera, con una potencia de 70 CV te debería bastar. Si, en cambio, vas a subir puertos o recorrer muchos tramos de autovía, puedes decidirte por un motor más potente pero que no supere los 120 CV. Ya tendrás tiempo para aumentar potencia. Lo primero: coger soltura y aprender bien.

Prueba el coche

Ya sea tu primer coche, el segundo, el tercero, una de las máximas antes de adquirirlo es probarlo. Solo así podrás ver si la marcha es adecuada, si hace ruidos raros, o si el motor funciona con normalidad o da tirones. Revisa también el funcionamiento de las luces o el aire acondicionado.

Comprueba el estado del coche

Si vas a comprar un coche de segunda mano, asegúrate de que los frenos funcionan correctamente y sus neumáticos están en buen estado. Estos dos elementos son básicos en la seguridad y, además, evitarás gastos extra en el futuro.

Lo aconsejable es que lo lleves a un taller para que le hagan una inspección pre compra, donde además de revisar todos los elementos, te dirán si el vehículo tiene vicios ocultos o si hay algún componente que esté llegando al final de su vida.

¿Manual o automático?

Si apuestas por un coche automático, estarás renunciando a aprender el manejo y control de los cambios manuales, y puede que más adelante te cueste dominarlo. Además, los automáticos tienen mecánicas más complejas y su mantenimiento es más caro, lo que no puede ser rentable en un primer coche.

La importancia del seguro de coche

Otro de los aspectos a tener en cuenta es el seguro de coche. Asegurar a un conductor novel suele ser más caro, ya que los riesgos de aquellos que se estrenan al volante son más elevados. Pero también influye la potencia y la gama del vehículo: a mayor calidad y caballos, mayor será el precio.

Si quieres que la prima sea más reducida a pesar de tu edad, elige un coche sencillo y con una potencia limitada.

La inexperiencia de un conductor novel hace que esté más desprotegido ante lo que pueda suceder. En este sentido, las pólizas a todo riesgo ofrecen la tranquilidad total ante cualquier imprevisto que se presente

Recuerda que MAPFRE dispone del Seguro de Coche para Jóvenes YCAR, con la mejor oferta de coberturas y protecciones entre las que podrás elegir las que más se adapten a ti.