4 Min de lectura | Si eres de los que juegan con los márgenes de error para ir a la máxima velocidad posible evitando una multa, ¡ojo porque esto puede acabarse! La DGT ha modificado la norma que usaba para ajustar la medida de sus cinemómetros. Entonces, ahora, ¿cómo se aplica el margen de error de los radares? Te lo explicamos.

Los radares que utiliza la policía para saber si los conductores cumplen los límites de velocidad en las diferentes vías, distan mucho de ser infalibles. Esto se debe a que la tecnología que se usa en los cinemómetros para calcular la velocidad de circulación de los vehículos -basada en el efecto Doppler sobre la onda electromagnética que emite el radar-, para ser exacta al 100%, precisaría de unos equipos de medición carísimos, que no son los que realmente se usan.

Y no sólo eso, la velocidad que aparece en el velocímetro de nuestro coches tampoco es exacta. Por todo ello, a los radares se les dota de un margen de error. La cuestión estriba en cómo se aplica el margen de error de los radares.

Cuál es el margen de error de un radar

Los radares están concebidos para medir la velocidad de los vehículos cuando pasan por un tramo determinado de la carretera. Aunque son bastante precisos, presentan un margen de error que hace que no se ajuste con la velocidad real del vehículo. Este margen de error dependerá del tipo de aparato, que dependiendo de su precisión será más o menos elevado.

Los utilizados en nuestro país están sometidos a un certificado de calibración que se emite en la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) para que todos los dispositivos presenten las mismas características y márgenes de error. Este punto es muy importante, ya que si el radar que ha notificado una infracción  no cumple con esta acreditación, la multa será declarada nula.

Normativa vigente

La Orden ITC/2010, de 26 de noviembre, es la que regula el control metrológico de los instrumentos destinados a medir la velocidad de circulación de vehículos a motor y, por tanto, debe ser la que aplique la DGT para establecer el susodicho margen en los radares. Dicha Orden establece el margen en 7 kilómetros por hora para vías con límites de velocidad de hasta 100 kilómetros por hora y en el 7 por ciento para límites superiores.

Estos márgenes se aplican a aquellos radares fijos o móviles situados en las vías de nuestro país, pero también existen otros dispositivos que tienen el mismo fin. Nos referimos al helicóptero Pegasus y a los radares de tramo, en estos, el margen de error se encuentra en el 10 por ciento.

Multas

El importe de las multas variará dependiendo de la velocidad a la que se haya cometido la infracción, del mismo modo, esta llevará aparejada una cantidad de puntos diferente. La multa más leve, en cuanto a exceso de velocidad se refiere se situaría en los 100 euros y no habría pérdida de puntos para el conductor.

Sin embargo, si la velocidad a la que se circula por la vía es muy elevada la sanción puede ascender hasta los 600 euros y conllevaría la retirada de 6 puntos del carnet de conducir. Debes tener en cuenta que el importe de las multas puede reducirse un 50 por ciento si el pago se realiza en los siguientes días a la notificación y si se renuncia a presentar cualquier alegación.

En el caso de que los límites de velocidad fuesen muy excesivos, esta infracción podría ser calificada como muy grave y pasar a ser tipificada por el Código Penal, concretamente por el artículo 379. Esto ocurre cuando un vehículo a motor circula a una velocidad superior en 70 kilómetros por hora a la velocidad marcada en una vía interurbana o a 80 kilómetros por hora en una interurbana.

Aquí el infractor se enfrenta a una pena de 3 a 6 meses o de 6 a 12 meses, teniendo en cuenta la gravedad del delito. También puede conmutarse con una pena de 31 a 90 días de trabajos en beneficio de la comunidad. No obstante, sea cual sea la sentencia, el infractor será privado de conducir un vehículo a motor en un periodo de 1 a 4 años.

A continuación, te mostramos una tabla en la que podrás encontrar los límites de velocidad establecidos y la consideración de cada una de las infracciones que se pueden producir en carretera.
Tabla en la que se muestran las infracciones y su consideración

Como ves, circular con exceso de velocidad puede salirte muy caro, aunque los radares tengan un margen de error. La mejor opción es adaptarse siempre a la velocidad de la vía y usar el control de velocidad de tu vehículo para conducir de una forma más tranquila y eficiente. Sal a la carretera con todas las garantías que te proporciona el seguro de coches de MAPFRE con el que podrás hacer frente a cualquier imprevisto que surja en carretera. Descubre todo lo que puede ofrecerte.