3 Min de lectura | ¿Estás pensando en viajar al extranjero y recorrer un país en coche? En este caso te interesará conocer todos los límites de velocidad en Europa porque aunque son parecidos, difieren en algunos casos.

La velocidad máxima permitida a la que se puede circular por una vía, al igual que otras normas de tráfico, tiene sus particularidades en cada país del mundo. Hoy nos centraremos en detallar todos los límites de velocidad en Europa.

Limites de velocidad dispares dentro de la UE

Hay algunos países, como Bélgica, Finlandia y Portugal, que comparten el límite de 120 km/h de España para circular por autopistas o autovías. En otros lugares, como Alemania, Austria, Eslovenia, Francia, Grecia o Luxemburgo, este límite se establece en 130 km/h. Aunque también nos encontramos con el polo opuesto: países que tienen establecida una velocidad máxima en este tipo de vías en 90 km/h, como por ejemplo Estonia.

Tanto si vas a conducir por viaje de ocio o por trabajo por las carreteras de los diferentes países de la Unión Europea, toma nota de los siguientes límites:

  • Alemania y Austria: en autopistas y autovías no se puede sobrepasar los 130 km/h. Por su parte, las vías no urbanas no toleran superar los 100 km/h. Lo mismo ocurre con Países Bajos y Dinamarca, aunque en vías no urbanas el límite se fija en 80 km/h.
  • Italia, Croacia, Eslovaquia, Luxemburgo, Rumanía, República Checa, Eslovenia, Hungría y Grecia: en estos países se puede circular a 130 km/h en autopistas y autovías y a 90 km/h en vías no urbanas.
  • Estonia: en vías no urbanas y autopistas o autovías no se pueden superar los 90 km/h, aunque sí se permite conducir a 110 km/h en doble calzada y en verano.
  • Bélgica y Portugal: estos dos países comparten límites de velocidad en vías no urbanas (90 km/h) y en autopistas y autovías (120 km/h). En Irlanda existen los mismos límites, excepto en vías no urbanas (80 km/h).
  • Chipre: la máxima permitida en autopistas es de 100 km/h, en carreteras secundarias es de 80 km/h y en zonas peatonales, el límite es de 30 km/h.

Limites de velocidad europeos

Los límites de velocidad en Europa son parecidos pero no son los mismos 

  • Francia: la velocidad máxima en el país vecino es de 130 km/h en autopistas. En estas vías de 130 km/h se reduce a 110 km/h con lluvia o cuando la carretera está mojada. Las vías secundarias cuentan con un límite de velocidad de 90 km/h, que se reduce a 50 km/h cuando el firme está mojado, llueve o hay escasa visibilidad.
  • Reino Unido: la velocidad máxima permitida en autovías es de 112 km/h (en las señales, 70 mph), aunque en vías con dos carriles baja hasta los 96 km/h (60 mph). En ciudad, la conversión de 30 mph son aproximadamente 48 km/h.
  • Noruega: el límite de velocidad en autovía es de 100 km/h y 80 km/h en carreteras interurbanas.
  • Suecia: en este caso, se puede circular hasta los 110 km/h en autopistas y autovías y a 70 km/h en vías interurbanas.

Además de informarse de todos los límites de velocidad en Europa, también es aconsejable documentarse del resto de normas propias de cada país para evitar sorpresas desagradables. Además, si contratas el Seguro de Coche MAPFRE, te podrás beneficiar de su servicio de asistencia en viaje que te cubre en desplazamientos tanto dentro como fuera del territorio nacional.