3 Min de lectura | Tanto si se ha comprado un vehículo a otro particular como si se ha vendido, es necesario realizar una serie de gestiones administrativas. Entre ellas, se encuentra el cambio de titularidad del coche, cuyo trámite corresponde al comprador. A continuación, explicamos todo el proceso.

La venta de vehículos entre particulares suele ser una buena oportunidad tanto para el comprador como para el vendedor, ya que ambas partes se pueden beneficiar de mejores condiciones al no existir intermediarios. Este tipo de transacción está permitida por ley, aunque se exige realizar algunas gestiones, como el cambio de titularidad del coche en la DGT (Dirección General de Tráfico).

Este trámite debe efectuarlo el comprador en un plazo máximo de 30 días desde la firma del contrato de compraventa. También es posible contratar los servicios de una gestoría, lo que implica el pago de sus honorarios. En cualquier caso, una vez que se ha llevado a cabo la gestión, se expide un nuevo permiso de circulación con los datos del nuevo propietario.

Requisitos para solicitar el cambio de titularidad de un coche

Según especifica la DGT, antes de realizar la transferencia de un vehículo es preciso que se cumplan algunas condiciones:

  • El coche debe estar en situación de alta administrativa. En caso contrario, el vendedor tiene que dar de alta el vehículo antes de realizar el traspaso.
  • Es preciso justificar el pago del Impuesto de Circulación del último año, así como las sanciones relacionadas con el coche.
  • El vehículo debe estar libre de cualquier limitación de disposición, como una reserva de dominio, un embargo o una orden de precinto.
  • El contrato de compraventa tiene que estar firmado por el comprador y el vendedor. Además, es recomendable que refleje la hora exacta en que se entrega el vehículo al nuevo propietario.
  • Antes de solicitar el cambio de titularidad, es necesario acreditar el pago o exención del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Documentación necesaria para cambiar la titularidad de un coche

Para realizar el cambio de titularidad de un coche es preciso contar con los siguientes documentos:

  • Contrato de compraventa del vehículo o una fotocopia.
  • Fotocopia del DNI del vendedor.
  • Solicitud del cambio de titularidad del coche firmada por ambas partes que se puede descargar en la web de la DGT.
  • Tarjeta con la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) en vigor.
  • Permiso de circulación.
  • Recibo del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) o Impuesto de Circulación del año anterior.

Formas de realizar el cambio de titularidad de un coche

Una vez que se ha reunido toda la documentación anterior, se puede optar por alguno de los siguientes medios para solicitar el cambio de titularidad del coche:

  • De forma presencial en cualquier Jefatura u Oficina de Tráfico solicitando cita previa.
  • Por Internet a través de la sede electrónica de la DGT, en cuyo caso es necesario disponer de certificado digital o Cl@ve PIN.

¿Cuánto cuesta cambiar la titularidad de un coche?

Independientemente de la vía elegida para solicitar el cambio de titularidad de un coche es obligatorio pagar el coste del trámite. En el caso de los vehículos, salvo los ciclomotores, el precio es de 55,15 euros. Si el coche procede de Canarias, Ceuta o Melilla, se debe realizar previamente la anotación de la importación que cuesta 8,59 euros.

Esta tasa se puede abonar directamente por Internet en el momento de tramitar la solicitud. En el supuesto de que la gestión se efectúe en una oficina, se puede pagar en metálico o con tarjeta de débito o crédito.

Después de saber cómo se hace el cambio de titular de un vehículo entre particulares, desde la posición del comprador también es recomendable contratar un Seguro de Coche MAPFRE. De este modo, es posible disfrutar de la nueva adquisición con una mayor tranquilidad.