Inicio/Consejos Practicos/Seguridad vial/Multas por conducir con tacones

Multas por conducir con tacones

3 minutos | No está prohibido de forma expresa conducir con tacones, sin embargo, es probable que te multen si lo haces. ¿Por qué? El agente puede considerar que al usar ese calzado al volante estás poniendo en peligro la seguridad propia y la del resto de los usuarios.

No busques porque no existe una normativa concreta y que de forma expresa prohíba conducir con tacones en España. Como en otros casos, la clave está en la interpretación de las normas de circulación que hagan los agentes. Hay dos referencias en el Reglamento General de Circulación que sirven de base para multar a conductores con tacones: el 3.1 y el 18.1.

¿Es seguro conducir con tacones?

El problema no es en sí si conducir con un zapato de tacón es adecuado o no, la DGT advierte que no se multa por conducir con tacones, por ejemplo, sino que en ese caso lo que se sanciona es si este tipo de actividad pone en peligro la seguridad propia y la del resto de usuarios de la vía.

Las autoridades hacen referencia a dos normas concretas del Reglamento de Circulación cuya interpretación permite multar aunque no sea lo más común, por el uso de tacones o cualquier otro tipo de calzado o vestimenta que se pueda considerar no adecuada para ponerse al volante, y por eso surgen ciertas sanciones en verano que en inverno casi no aplican.

Articulo 3.1: daño propio y no poner en peligro

“Artículo 3. Conductores. 1. Se deberá conducir con la diligencia y precaución necesarias para evitar todo daño, propio o ajeno, cuidando de no poner en peligro, tanto al mismo conductor como a los demás ocupantes del vehículo y al resto de los usuarios de la vía. Queda terminantemente prohibido conducir de modo negligente o temerario (artículo 9.2 del texto articulado)”.

Tanto conducir con zapatos de tacón como con chanclas, descalzo o, por ejemplo, sin camiseta son situaciones que entrañan un riesgo. En este contexto, se argumenta la sanción al considerarse que llevar zapatos de tacón al volante no permite controlar el coche con igual precisión y seguridad que con otro tipo de calzado más adecuado.

El agente de circulación o la guardia civil puede considerar que los tacones por su altura o por su forma afectan a la movilidad del pie, dificultando el control del pedal y como consecuencia, determinar que el calzado no permite conducir con total comodidad y seguridad. En este caso, la sanción puede calificarse de grave y llegar hasta los 200 euros.

Pies con zapatos de tacón altos y finos negros en el aire.

Artículo 18.1: libertad de movimiento

“Artículo 18. Otras obligaciones del conductor. 1. El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía.”

El calzado con tacón se entiende que limita la capacidad de movimiento del conductor porque se considera que este tipo de zapatos –dependiendo de la altura- obliga a colocar el pie en una posición incómoda que además puede hacer que se carguen los músculos de la pierna. Llevar tacones puede dificultar el agarre y el pie puede resbalarse más fácilmente e incluso, el tacón puede quedar atrapado en la alfombrilla.

En este contexto, la DGT argumenta que la conducción con tacones no respeta la normativa vigente y puede ser causa de sanción, que dependiendo de la interpretación del agente, puede pasar de leve a muy grave, lo que significa que económicamente pueden ser de 80 a 200 euros.

La multa por conducir con tacones, por lo tanto, no está tipificada de forma concreta y expresa, pero es posible por la situación de peligro que entraña. No obstante, en caso de ser causa de sanción, siempre existe la posibilidad de ser recurrida, especialmente si cuentas con este servicio en tu póliza de seguro. Si quieres conocer más acerca de los seguros de coche MAPFRE, haz clic en este enlace.

19 febrero, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.