4 Min de lectura | Existe un desconocimiento casi generalizado sobre el peligro potencial que muchos fármacos pueden provocar en la capacidad de conducción, como los medicamentos que producen sueño. Te contamos cuáles están prohibidos al volante.

Suele haber muchas dudas respecto al consumo de fármacos, a pesar de que un tercio de los que existen actualmente puede generar interacciones que influyen sobre dicha capacidad, como los medicamentos que producen sueño.

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de España informa que el 17 por ciento de los conductores declara estar en tratamiento farmacológico, y que las tres cuartas partes de los mismos no han sido advertidos sobre el efecto de su medicación a la hora de conducir.

A esto hay que añadir que muchos conductores toman medicamentos de libre dispensación de los que desconocen sus efectos sobre la capacidad de conducción o, directamente, los minusvaloran y desestiman.

¿Cómo saber que un medicamento no es apto para conducir?

En España, un tercio de los fármacos que existen (en concreto 5.800) incluyen obligatoriamente en sus envases un pictograma que alerta de su posible interacción con la conducción. La finalidad no es otra que advertir al paciente para que lea la información relativa a los efectos sobre la conducción recogidos en el prospecto.

Dicho pictograma es un triángulo equilátero rojo con el vértice hacia arriba y dentro un coche negro sobre fondo blanco, con la siguiente leyenda: «Conducción: ver prospecto».
Pictograma de “prohibida conducción” en el envase de un medicamento

El pictograma no prohíbe la conducción. Solo advierte que es recomendable leer el prospecto para conocer todos los efectos adversos que conlleva el consumo de dicho medicamento para quienes conduzcan vehículos o manejen máquinas. Además, muchos de ellos, pueden dar positivo en los controles de drogas de la DGT.

Efectos adversos de los medicamentos que afectan a la capacidad de conducción

Los principales son los siguientes:

  • La somnolencia o el efecto sedante.
  • Los estados de confusión y aturdimiento.
  • Visión doble o borrosa.
  • Alteraciones auditivas.
  • Sensación de vértigo.
  • La reducción de los reflejos y el aumento del tiempo de reacción.
  • La falta de coordinación o sensación de inestabilidad.
  • Desvanecimientos y mareos.
  • Alteración de la percepción de las distancias.
  • Alteraciones musculares de carácter agudo (espasmos, calambres, etc.).

Cada caso debe ser valorado de manera individualizada, ya que un determinado medicamento podría afectar a una persona y no a otra. Asimismo, en situaciones diferentes, un mismo medicamento podría afectar de distinta manera a una misma persona.

Por este motivo, siempre es recomendable consultar con el médico que haya prescrito el medicamento para aclarar cualquier duda en lo relativo a los efectos que pueda causar en nuestro cuerpo. El Seguro de MAPFRE Salud cuenta con un servicio de Orientación Médica 24 h donde poder consultar tus dudas.

¿Qué medicamentos afectan a la capacidad para conducir?

En el siguiente cuadro exponemos algunos de los medicamentos más habituales utilizados para tratar distintas enfermedades y los efectos que pueden causar en el conductor:

MEDICAMENTOSEFECTOS
AnalgésicosMareos, somnolencia, disminución de la capacidad de concentración y de reacción
AnsiolíticosSomnolencia, disminución de la atención y disminución de la capacidad de reacción
AntialérgicosSomnolencia y visión borrosa
AntiarrítmicosMareos, cefalea, visión borrosa y desorientación
AntibióticosDolor de cabeza, nerviosismo, mareos, etc., según tipo de antibiótico
AntidepresivosNerviosismo, ansiedad, somnolencia, alteración de la coordinación y visión borrosa
AntidiabéticosInestabilidad, nerviosismo, ansiedad, impaciencia, confusión, mareos y náuseas debido a la hipoglucemia
AntihipertensivosHipotensión postural, mareos y vértigos, fatiga, somnolencia e irritabilidad (generalmente al principio del tratamiento)
AntihistamínicosSomnolencia y capacidad de reacción reducida
AntimigrañososSomnolencia, mareos y debilidad

La lista de los medicamentos que pueden afectar a la conducción es muy extensa, por eso aconsejamos leer siempre el prospecto, incluso el de aquellos medicamentos para los que no se precisa receta o si se trata de productos a base de plantas medicinales.

Recomendaciones

A la hora de ingerir un medicamento hay que tomar determinadas precauciones para tratar de evitar los efectos negativos sobre la conducción.

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de España da una serie de recomendaciones a tener en cuenta si se ha consumido un medicamento que afecte a la conducción:

  • Hay que advertir al profesional sanitario de la intención de conducir durante el tratamiento con ese medicamento, para que, si es posible, busquen una alternativa que tenga menos efectos sobre la conducción.
  • Nunca se debe mezclar el alcohol porque se pueden incrementar los efectos.
  • No conducir durante los primeros días de un tratamiento o cuando se cambia la dosis, porque no se sabe cómo reaccionará el cuerpo. Tampoco si se está cansado o se trata de una persona mayor.
  • Extremar la prudencia ante la administración conjunta de varios medicamentos, porque pueden interactuar entre ellos.
  • Seguir las instrucciones del médico o el farmacéutico a la hora de tomar un medicamento.