4 Min de lectura | Se acercan los meses de lluvia, nieve y hielo. Ante este panorama, ¿qué elegir, neumáticos de invierno o cadenas? Te ayudamos a decidirte con el fin de incrementar la seguridad y la adhesión de los neumáticos al asfalto.

Conducir por una carretera repleta de hielo o nieve es una de las situaciones más peligrosas que nos podemos encontrar al volante. Esto es así porque los neumáticos pierden adherencia, algo que puede desencadenar la pérdida de control del coche durante algunos momentos. Si sueles coger el coche durante la época de invierno por lugares propicios a la lluvia o nieve, debes decidir si poner neumáticos de invierno o cadenas.

Neumáticos de invierno

Según el Consorcio del Caucho (Asociación Española de Fabricantes de Neumáticos), los neumáticos de invierno (M+S) son la opción más aconsejable en zonas que bajan de 7ºC en invierno, ya que a esas temperaturas las prestaciones de los neumáticos estándar disminuyen en gran medida. Con unos neumáticos adecuados conseguirás evitar uno de los mayores peligros en la carretera durante los meses de frío: el hielo. La utilización de estas ruedas proporciona una mayor adherencia y seguridad al conductor.

El Reglamento General de Vehículos en el Real Decreto 2822/1998 de 23 de diciembre, equipara los neumáticos de invierno con las cadenas: “cuando sea obligatorio o recomendado el uso de las cadenas u otros dispositivos antideslizantes autorizados se deberán colocar, al menos, en el eje de las ruedas motrices dichas cadenas o dispositivos antideslizantes o bien utilizar neumáticos especiales».

Si te has decidido por la instalación en tu vehículo de neumáticos de invierno, debes tener en cuenta que estos tienen una serie de ventajas e inconvenientes con respecto a los tradicionales. Te mostramos cuáles son para que puedas decantarte por su uso, o no.

Ventajas

Una de sus principales ventajas es que son resistentes a las bajas temperaturas y que algunos modelos permiten la circulación sin cadenas. Para asegurarte de ello, debes fijarte en que cuenten con el símbolo de una montaña de tres picos y el icono del hielo marcado en el flanco. Otras ventajas son:

  • El coche tiene un comportamiento más homogéneo y natural ya que van montadas en los dos ejes.
  • La conducción del vehículo es más cómoda que con cadenas.
  • Mantienen la seguridad activa ya que no intervienen con el ESP o el ABS.
  • Son más baratos: siempre que coloques neumáticos homologados a un índice de velocidad inferior.
  • Tienen gran eficiencia en frenada y tracción.
  • Van montadas en el coche, por lo que podrás hacer frente a las inclemencias cuando surjan sin necesidad de parar a ponerlas.

Desventajas

Aunque tiene muchas ventajas, los neumáticos de invierno también presentan una serie de inconvenientes que debes tener en cuenta antes de montarlos en tu vehículo:

  • Hay que cambiarlas en los meses de calor.
  • Cuando no se usan ocupan mucho espacio.
  • No son compatibles con todos los coches ya que la oferta de tamaños es inferior a la de las convencionales. En muchas ocasiones, para poder utilizarlas en determinados modelos de coche, será necesario cambiar también las llantas.
  • Pierden propiedades y se resecan con la falta de uso.
  • Su vida útil es menor que la de un neumático tradicional ya que para mantener su eficacia no se debe apurar mucho su uso. Si el dibujo está muy desgastado perderán adherencia.

Cadenas para el coche

Si circulamos con neumáticos de verano, lo más sensato será colocar cadenas si fuera necesario, ya que ofrecen un mayor agarre en hielo y nieve. Si las condiciones son extremas, será obligatorio usarlas en el eje propulsor. Debes tener en cuenta que, si circulas con cadenas, no puedes sobrepasar los 50 kilómetros por hora y es muy importante quitarlas en cuanto la nieve o el hielo desaparecen.

Las cadenas, solo deben usarse en el vehículo de manera puntual ya que no está permitido circular con ellas instaladas en los neumáticos.

Mujer abrigada colocando cadenas en un coche en la nieve

Ventajas

Además de tener en cuenta esto, las cadenas tienen una serie de ventajas:

  • No se deterioran por la falta de uso.
  • Ocupan poco espacio cuando están desmontadas y puedes llevarlas en el maletero.
  • Son
  • Tienen un buen comportamiento en cuanto a tracción en situaciones en las que existe mucho hielo y nieve en la calzada.

Desventajas

  • Conducir con cadenas es incómodo para el conductor y la conducción es más forzada.
  • No todos los coches pueden utilizar cadenas
  • Para montarlas debes detener el vehículo y realizar la instalación en condiciones adversas.
  • Se colocan en el eje motriz lo que hace que el comportamiento del automóvil no sea equilibrado.
  • Si se montan mal pueden provocar daños en el coche.
  • Solo pueden usarse cuando existe mucha nieve en la calzada.
  • Son poco eficaces en frenadas e interfieren de manera negativa en los sistemas de seguridad activa como el ABS.
  • Su uso no impide que el vehículo patine en placas de hielo puntuales o zonas sombrías.

Por lo tanto, una vez analizadas las ventajas y desventajas de ambas soluciones, podemos concluir en que el uso de neumáticos de invierno es recomendable cuando circules con tu vehículo de manera habitual en zonas con bajas temperaturas. Por su parte, el uso de cadenas tan solo deberá realizarse cuando, de manera puntual, debas circular por vías en las existe una gran acumulación de nieve.

En invierno, y en cualquier época del año, recuerda viajar siempre con tu Seguro de Coche MAPFRE que te ofrece las coberturas más completas para hacer frente a cualquier incidente.

CALCULA TU PRECIO

canalMOTOR

El equipo de redacción de canalMOTOR lleva más de 10 años proporcionándote contenidos relacionados con el mundo de la automoción. No solo los mejores modelos de coche y moto, sino compartiendo información práctica sobre tu vehículo: consejos de mantenimiento, de conducción, formas de ahorro y seguridad vial, entre otros. Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica que te ayuda en el día a día de tu vehículo.