3 Min de lectura | Las normas sobre neumáticos pretenden que los propietarios de los vehículos presten una especial atención a estos elementos tan importantes. Cumplir con lo que establece la ley no solo es una garantía de seguridad al volante, sino también un acto de responsabilidad social.

La explicación de por qué existe una legislación de neumáticos específica está relacionada con el hecho de que estos elementos son el único contacto que tiene el vehículo con el suelo. Para evitar un accidente, es crucial mantener las ruedas en perfecto estado y acatar lo que establecen las normas al respecto.

Además, los conductores pueden enfrentarse a diferentes multas según los diferentes problemas que presenten las gomas. Las cuantías oscilan entre los 90 y 200 euros, ya que esta parte del coche se considera un elemento de seguridad activa fundamental.

Los neumáticos en el Código de Tráfico y Seguridad Vial

Desde la Dirección General de Tráfico recomiendan revisar el estado de los neumáticos al menos una vez al mes y siempre antes de realizar un viaje largo. Además, también aconsejan cambiarlos cuando han transcurrido entre 40.000 y 50.000 kilómetros, aunque depende del tipo de goma, así como del uso y el cuidado que se les haya dado.

Junto a estos consejos, el Código de Tráfico y Seguridad Vial establece una serie de normas:

  • Los vehículos deben estar equipados con neumáticos que tengan las dimensiones y características previstas por el fabricante en la homologación del vehículo.
  • La profundidad mínima en las ranuras de la banda de rodamiento debe ser, como mínimo, de 1,6 milímetros. Este precepto no aplica en el caso de los vehículos históricos que no se utilicen nunca o casi nunca en la vía pública.
  • Los neumáticos homologados según el Reglamento ECE nº 30 o la Directiva 92/23/CEE que equipan los vehículos de turismo y sus remolques deben tener indicadores de desgaste. De este modo, se señalan las ranuras principales que tienen una profundidad inferior al mínimo establecido.
  • Los neumáticos tienen que conservar siempre las inscripciones reglamentarias y no pueden presentar ampollas, deformaciones anormales, roturas u otros signos de desgaste.
  • El reesculturado no está permitido, salvo en algunos casos excepcionales. Este concepto hace referencia a la operación de profundizar los surcos originales de los neumáticos desgastados que ya han perdido su dibujo.
  • Los neumáticos con clavos que se usan habitualmente en los pavimentos con hielo deben tener los cantos redondeados y no sobresalir de la superficie más de dos milímetros.
  • En el caso de los neumáticos especiales de nieve, es obligatorio que vayan marcados con la inscripción M + S, MS o M & S. También tienen que tener una capacidad de velocidad igual o superior a la velocidad máxima del vehículo o inferior a 160 km/h.
  • Este anexo de la ley sobre los neumáticos dispone que la presión de inflado se debe revisar regularmente con manómetros debidamente homologados y verificados.

Normas de la ITV en la revisión de los neumáticos

Dada la importancia que tienen los neumáticos en la seguridad vial, la Inspección Técnica de Vehículos establece algunos requisitos a la hora de revisar estos elementos:

  • La normativa de ITV para neumáticos establece que los del mismo eje deben ser de la misma marca.
  • Las ruedas de los coches tienen que estar homologadas.
  • El índice de velocidad y de carga debe ser igual o superior a los mínimos indicados en la ficha técnica del vehículo o en la homologación.
  • Es preciso que los neumáticos unidireccionales estén montados de forma correcta.
  • En ningún caso los neumáticos pueden interferir con otras partes del vehículo.
  • El sistema de control de la presión del aire de los neumáticos debe funcionar sin ningún fallo.

A la hora de pasar las inspecciones periódicas, es clave tener en cuenta las normas de la ITV sobre los neumáticos. Esto no solo puede ahorrar contratiempos en la revisión, sino que también constituye una garantía de seguridad durante los desplazamientos, como la que ofrecen los Seguros de Coche MAPFRE con su amplia gama de coberturas.