3 Min de lectura | Gracias a un recurso interpuesto por Automovilistas Europeos Asociados (AEA) hace algunos años, la Dirección General de Tráfico se encarga de cancelar de oficio los antecedentes de multas prescritas. Del mismo modo, se archiva la pérdida de puntos una vez transcurridos 3 años.

El permiso de conducir dota a cada conductor de un crédito inicial de 8 puntos para quienes cuenten con menos de 3 años de experiencia al volante y 12 puntos para el resto. Este cómputo va disminuyendo si se comenten infracciones, lo que derivaba en la prohibición para conducir antes de que se decretara la obligación de cancelar los antecedentes de tráfico por parte de la DGT.

Recurso de la AEA para cancelar los antecedentes de tráfico

Hace algunos años, la AEA (Automovilistas Europeos Asociados) interpuso un recurso solicitando que la DGT cancelara los antecedentes de tráfico que perjudicaban el historial de los conductores. Gracias a la aceptación de esta petición, en la actualidad Tráfico se encarga de anular de oficio las multas prescritas una vez transcurrido el plazo reglamentario.

Esta cancelación se realiza según lo establecido en la Ley de Seguridad Vial y la Ley de Protección de Datos. De este modo, es posible recuperar el saldo de puntos y disponer de un expediente limpio después de 3 años desde el cumplimiento o prescripción de la infracción.

Hasta este momento, miles de conductores se encontraban con una privación injusta de su derecho a conducir. La explicación era que en los registros de Tráfico continuaban apareciendo los antecedentes de las multas que ya habían caducado porque no consideraba que la pérdida de puntos fuera una sanción. Esta política restaba aún más el saldo de puntos cuando se cometía alguna falta al volante.

 ¿Cómo se cancelan los antecedentes de tráfico?

Dado que el Tribunal Supremo reconoció que la pérdida de puntos tiene una naturaleza sancionadora, la DGT está obligada a respetar las garantías jurídicas que amparan cualquier sanción desde el año 2009. Esto se traduce en la obligación de cancelar de oficio la anotación de las multas, así como la disminución de puntos, en el Registro de Conductores e Infractores.

Por un lado, las infracciones se deben comunicar para su anotación en esta base de datos en un plazo de 15 días naturales desde la firmeza en vía administrativa. Posteriormente, es necesario que se cancelen de oficio después de que hayan transcurrido 3 años desde su cumplimiento o prescripción.

¿Cómo saber si se han cancelado los antecedentes de tráfico correctamente?

Para comprobar si realmente se han cancelado los antecedentes de multas prescritas de forma correcta, la vía más rápida es solicitar un informe personal a través de la página web de la DGT. Los conductores tienen la posibilidad de consultar su saldo de puntos y el historial de antecedentes mediante el uso de certificados digitales o DNI electrónico.

La Consulta de Saldo de Puntos es un servicio que se pone a disposición de todos los conductores para que puedan verificar en todo momento el crédito de puntos que tienen disponible. Al solicitar este informe, se muestran los datos del conductor (documento de identificación, nombre y apellidos) junto con el cómputo actual de puntos.

Por otro lado, la Consulta de Antecedentes es otro servicio al que pueden acceder los usuarios autorizados para conocer el historial de sanciones que están vigentes asociadas a un conductor. En el supuesto de que aparezca alguna multa prescrita, es necesario solicitar su inmediata cancelación.

Para evitar quebraderos de cabeza en este sentido, lo más conveniente es contratar un Seguro de Coche MAPFRE que incluya la cobertura de defensa en multas de tráfico. Gracias a esta garantía es posible acceder a un servicio de preparación, redacción y presentación de recursos, así como pliegos de descargo y alegaciones que estén relacionadas con el asunto.