3 Min de lectura | Esttamos familiarizados con los radares de velocidad (fijos, móviles, de tramo, helicóptero Pegasus…), pero en las carreteras de nuestro país también están presentes los radares de cinturón. A continuación te contamos qué son y dónde están localizados.

A principios de 2016 se comenzaron a instalar unos dispositivos  llamados popularmente radares de cinturón, aunque técnicamente fueran cámaras fotográficas.La Dirección General de Tráfico implantaba así un nuevo sistema para detectar conductores que circulaban sin cinturón con el objetivo era reducir el alto porcentaje de fallecidos en accidente que lo hacían por no llevarlo puesto.

¿Qué son los «radares de cinturón»?

Este sistema consiste en una cámara capaz de tomar 50 fotos por segundo y así  detectar a los conductores que circulan sin este elemento abrochado.

En la actualidad ya existen más 300 en las carreteras españolas. Estos radares funcionan con tal precisión precisión que pueden identificar al conductor hasta a 500 metros de distancia. Además, estos dispositivos pueden asumir otras funcionalidades, como por ejemplo localizar a quién usa el teléfono móvil al volante o si el copiloto lleva o no el cinturón de seguridad.

A primera vista, estos radares de cinturón son muy similares a los de velocidad. Cuando la cámara toma las imágenes de un vehículo, éstas son analizadas por un sistema informático que valora la infracción. Además, cada caso se verifica en el centro Estrada de León por profesionales para asegurar que no haya ningún error del radar y emitir, en consecuencia, la correspondiente multa.

¿Dónde están colocados?

Al inicio, estos radares estuvieron en periodo de prueba y se ubicaron únicamente en las autovías de acceso a Madrid A-1 (Burgos), A-2 (Barcelona) y A-3 (Valencia). Es interesante destacar que durante las primeras comprobaciones que se realizaron, solo el 2% de los conductores no llevaba puesto el cinturón de seguridad, un porcentaje mucho menor de lo que había estimado la DGT.

Después de este primer paso, el 60% de los radares de cinturón se han colocado en carreteras secundarias, donde hay una mayor siniestralidad, y el 40% en autovías y autopistas. En este listado de la DGT puede verse es la ubicación exacta de los puntos de control de este tipo que dispone la DGT.

Polémicas con los radares de cinturón

Los radares de cinturón han mostrado ciertos límites, pues en algunos casos las fotografías no alcanzaban a distinguir si el cinturón estaba o no puesto y, por tanto, la prueba gráfica no era suficiente para multar.

Por otro lado, los juzgados han admitido a trámite recursos porque estos elementos no estaban sometidos a una revisión y calibrado meteorológico, razón por la que la validez de la denuncia quedaba en entredicho.

La importancia del cinturón en todos los asientos

Aunque el cinturón de seguridad es igual de importante en todos los asientos del coche, el 20% de las personas que viajan en las plazas traseras no llevan abrochado este dispositivo. A pesar de que el uso de este elemento está cada vez más extendido, parece existir una creencia popular de que sólo es obligatorio y necesario en los asientos delanteros, donde solo el 10% de los usuarios no lo utiliza.

Lo mismo sucede con las zonas: en las vías urbanas, el uso del cinturón de seguridad es inferior que en las interurbanas. Sin embargo, tanto en autopistas como en autovías, el 96% de los usuarios utilizan este elemento de seguridad.

No hay que olvidar que el cinturón es tremendamente útil en cualquier trayecto, independientemente del asiento que ocupemos, ya que reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente, evita que los ocupantes salgan despedidos en caso de impacto y actúa como complemento del airbag.

Recuerda siempre utilizar el cinturón de seguridad en todos tus desplazamientos, así como prestar toda la atención a la vía, evitando el uso del móvil o cualquier otra acción que pueda despistarte. Además, no dudes en contratar un Seguro de Coche MAPFRE que te ofrece todas las coberturas necesarias para que tus viajes estén totalmente protegidos.