2 Min de lectura | Hace algún tiempo que Volkswagen dio un paso más hacia la máxima seguridad al volante y decidió incorporar el detector de fatiga de Bosch en algunos de sus modelos. Hoy te contamos cómo funciona este sistema.

Dos de las principales causas de los accidentes de tráfico graves son el cansancio y la somnolencia, que si se detectan a tiempo pueden salvar muchas vidas. Es lo que pensó Volkswagen, una marca pionera que decidió incorporar el detector de fatiga de Bosch en muchos de sus coches.

¿Cómo funciona el detector de fatiga?

Este sistema de detección de fatiga funciona analizando la conducción y detecta las modificaciones anormales que se puedan producir gracias a un algoritmo. Si aparecen variaciones con respecto al comportamiento de conducción normal, el detector de fatiga alerta al conductor a través de señales acústicas y visuales.

Una vez que actúa este sistema, el conductor tiene que realizar una parada, ya que la fatiga puede causar una distracción y, en el peor de los casos, desencadenar en un accidente por salirse fuera de la calzada. En concreto, este sistema estudia diferentes parámetros para detectar si el conductor está cansado o no.

El sistema ESP

Las informaciones necesarias para que este detector funcione correctamente provienen de una servodirección eléctrica o del sensor de ángulo de giro del volante que es parte del sistema ESP. El detector de fatiga de Bosch interpreta los movimientos del volante y recomienda al conductor que se tome un pequeño descanso si detecta anomalías en su conducción, ya que la analiza la actividad desde el momento en que éste inicia la marcha.

Calcular el índice de fatiga

Los indicios más comunes que advierten que el conductor está teniendo una falta de concentración son:

  • Ausencia de movimiento en el volante
  • Movimientos pequeños, rápidos y gestos bruscos para mantener el vehículo en su trayectoria normal.
  • Frecuencia de estas correcciones de conducción

Basándose en todo esto, y en otros parámetros como la duración del trayecto, el uso de los intermitentes y la hora del día, esta función calcula un índice de fatiga. Si este índice supera un valor determinado es cuando se activan las señales acústicas y ópticas en el salpicadero, representadas por una taza de café intermitente, por ejemplo. Este sistema tan útil se puede instalar en turismos y vehículos industriales ligeros, así como también en diferentes módulos de control del coche.

 

Sabiendo que Volkswagen incorpora el detector de fatiga de Bosch, es buena idea informarse sobre los modelos que incluyen este sistema y adquirir esta opción tan segura para nuestros desplazamientos. En un principio fueron el Volkswagen Passat y el Volkswagen Passat Alltrack, pero con el tiempo se ha ido extendiendo a otros modelos, como por ejemplo el Golf Variant.

Además, no olvides contratar un Seguro de Coche MAPFRE que te respalda en las situaciones más críticas. Infórmate sin ningún compromiso de las coberturas que puedes contratar.