4 Min de lectura | ¿Sabes cómo hay que realizar el mantenimiento de la moto en invierno? Aunque no la uses en esta época del año debes prestar especial atención a algunos elementos para que, tras la hibernación, siga en perfecto estado.

Durante los meses de más frío y lluvias hay muchas personas que dejan aparcada su moto y prefieren utilizar otro tipo de transporte. Si eres una de ellas debes seguir algunos consejos de mantenimiento de la moto en invierno, ya que sus elementos mecánicos y eléctricos están diseñados para ser usados. Por eso, si vas a guardarla, te contamos cómo hacerlo para que, cuando llegue el buen tiempo, te la encuentres lista para arrancar.

Lógicamente, antes de hibernar tu moto debes reparar cualquier avería que pueda tener. Además, tendrás que llevar a cabo ciertas tareas de mantenimiento para preparar tu dos ruedas de cara al invierno:

Limpia el filtro del aire

El filtro del aire es una de las piezas clave en el funcionamiento de la moto, ya que se encarga de hacer que el aire que entra al motor llegue a la cámara de explosión sin las impurezas del ambiente. Para que el polvo existente no se incruste durante los meses que va a estar parada, limpia el filtro a ser posible con un chorro de aire comprimido desde dentro hacia fuera.

Cambia el aceite del motor

Antes de dejar parada tu moto cambia el aceite del motor para evitar que los residuos del aceite viejo dañen el cárter al pasar un gran periodo de tiempo sin moverse. Igualmente, debes cambiar el filtro.

También es buena idea drenar el sistema de refrigeración.

Pon la cadena a punto

Limpia en profundidad la cadena, ténsala y por último lubrícala (en este enlace te contamos cómo hacerlo). De esta forma estarás protegiéndola frente a posibles oxidaciones. No olvides engrasar también manetas, cableado y estriberas para evitar los daños que pueda causarles la humedad.

Desconecta la batería

Lo más conveniente es desmontar la batería, desconectando primero el lado negativo y después, el positivo. Pero esto no quiere decir que te olvides de ella hasta la primavera, ya que con el paso del tiempo perderá propiedades.

Para evitarlo debes “mantenerla viva”, es decir, tienes que conectarla a un cargador mantenedor (un aparto que se encarga de suministrarle pequeñas dosis de carga para que esté activa) y seguir las instrucciones del fabricante. Cada 15 días vigila que su nivel no haya bajado del 50 por ciento de su capacidad.

Además, debes tener la batería siempre limpia aplicando una capa de grasa en los bornes.

El depósito de combustible, ¿lleno o vacío?

Depende de cómo sea tu moto. Si está equipada con carburador, lo más indicado es vaciar el combustible que se acumula entre el grifo y los carburadores para que los residuos producidos por la evaporación de la gasolina no obstruyan los conductos.

Si la moto tiene sistema de inyección, entonces lo mejor es dejar el depósito lleno (hasta la parte inferior del cuello de llenado). Pasado un mes, es bueno añadir un estabilizador de combustible para que este no obstruya los conductos.

Hincha las ruedas más de la cuenta

Hincha las ruedas por encima de su presión. Puedes meterles tranquilamente entre medio y un kilo de más a cada una. ¿Por qué? Porque así evitarás que se deformen las cubiertas, sobre todo si hay alguna fuga.

Mantenimiento moto en inverno

Protege los neumáticos

A pesar de hinchar las ruedas más de la cuenta, si dejas la moto apoyada en el suelo durante mucho tiempo, la presión hará que los neumáticos se deformen y las suspensiones se resientan. La solución es muy sencilla: coloca la moto sobre un caballete o algún soporte que evite que las ruedas toquen el suelo.

Limpia la moto en profundidad

Tan básico como esencial: debes guardar tu moto perfectamente limpia y reluciente, ya que los restos de suciedad podrían corroer algunos elementos o estropear la pintura. Limpia las llantas, los plásticos, los sistemas mecánicos, los contactos, los frenos… etc.

Una vez limpia, asegúrate de que está completamente seca antes de guardarla.

Cúbrela con una funda

Para proteger tu moto de la humedad, el polvo y la luz directa cúbrela con una funda impermeable, pero transpirable. Nada de mantas ni cartones: invertir en una funda específica es la mejor opción.

¿Dónde guardarla?

Una vez que la moto está ya a punto para hibernar, busca un lugar limpio, seco, sin luz directa y con una temperatura estable para guardarla, como por ejemplo un garaje. Y, por supuesto, extrema las medidas de seguridad para evitar que sea una tentación para los amigos de lo ajeno.

Mantén el seguro y la ITV en regla

Recuerda que, aunque no vayas a usar la moto durante un largo periodo de tiempo, tienes la obligación de contratar un seguro (como mínimo de responsabilidad civil o daños a terceros) y tener la ITV en regla.

También debes abonar el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, más conocido como el Impuesto de Circulación, aunque puedes tramitar la baja temporal de la moto para que te devuelvan la parte proporcional que reste por pagar.

 

CALCULA TU PRECIO

canalMOTOR

El equipo de redacción de canalMOTOR lleva más de 10 años proporcionándote contenidos relacionados con el mundo de la automoción. No solo los mejores modelos de coche y moto, sino compartiendo información práctica sobre tu vehículo: consejos de mantenimiento, de conducción, formas de ahorro y seguridad vial, entre otros. Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica que te ayuda en el día a día de tu vehículo.