5 Min de lectura | Fue en 2015 cuando Fiat presentaba el que era un clon del Mazda MX5 de antaño, rescatando el apellido “124 Spider” que representaba a este tipo de pequeño descapotable desde hacía medio siglo, constituyendo en dicho periodo la quintaesencia del clásico deportivo descapotable italiano.

La realidad es que en su última generación este coche no era un producto original de diseño Fiat sino que se trataba de un clon latinizado del “roadster” más vendido del mundo, el Mazda MX-5, aunque estrenando mecánica y carrocería propia y algunos detalles de diseño que le daban una visibilidad algo diferente y muy acorde a la historia del modelo de la marca italiana.

Fiat 124 Spider 2/4 trasera

Fuente: Revista Motor Mundial

El Fiat 124 Spider se dejó de producir hace ya algunos años y ha quedado en los garajes de los aficionados a este tipo de modelos italianos como un futuro clásico.

De hecho, sus dimensiones, iguales prácticamente a las del Mazda MX-5 de entonces (2,32 m de batalla, 4,05 m de largo) y algo superiores al 124 Spider de 1966 (2,28 m de batalla y 3,97 m de largo), permitieron una muy bonita y esbelta silueta, menos angulosa y más curvilínea, realmente llamativa y agradable para los aficionados del motor.

Diseño interior con capota no eléctrica y exterior distintivo

Fiat 124 Spider ¾ delantero burdeos

Fuente: Revista Motor Mundial

Contaba con la misma capota textil plegable manualmente que el Mazda MX-5, con un fácil accionamiento mediante encaje de las dos pestañas delanteras en el marco del parabrisas y bajando automáticamente las ventanillas 1 cm para garantizar la estanqueidad.

El interior era idéntico al de su primo japonés, con dimensiones y habitabilidad también comunes, siendo el salpicadero, el cuadro, los mandos de climatización, los aireadores, etc, exactos en ambos modelos, con un pequeño maletero de 130 litros.

También el volante era idéntico con el simple cambio del logo en su parte central, así como los frenos y las suspensiones (independientes en ambos ejes con el posterior multibrazo y el anterior por triángulos superpuestos), no en vano, el Fiat 124 Spider se producía en la fábrica Mazda de Hiroshima junto al MX-5.

Fiat 124 Spider salpicadero

Fuente: Revista Motor Mundial

En todo caso Fiat consiguió darle a su 124 Spider un aire muy distinto, con un estilo inequívocamente italiano mediante una carrocería propia y original en todas sus partes:

  • Frontal con doble toma de aire.
  • Capó que imitaba el doble abultamiento (lo que Fiat llama “jorobas”) que ya lucía el último 124 Spider de 1979.
  • Faros carenados redondeados más altos, con un círculo de diodos dentro de sus ópticas que actúa de luz de cruce diurna.
  • Zaga imitando la disposición de luces y matrícula del primer 124 Spider, con pilotos cuadrados (y también cuadrada la luz de marcha atrás), y sus dos salidas de escape, una a cada lado.
Fiat 124 Spider lateral blanco

Fuente: Revista Motor Mundial

Dos niveles de equipamiento

Un equipamiento bastante completo para los años de su creación, con dos niveles de acabado:

  • Básico, que incorporaba:
    • Barras antivuelco en negro
    • Climatizador manual
    • Control de crucero
    • Faros halógenos
    • Llantas de aleación de 16”
    • Pilotos de diodos
    • Radio CD
  • Lusso, que es el de lujo como indica su nombre, y añadía:
    • 2 tomas USB y otra auxiliar (mini-jack)
    • Barra antivuelco y los montantes delanteros del parabrisas también cromados
    • Cámara de visión trasera
    • Climatizador automático
    • Dobles bocas de escape cromadas
    • Faros antiniebla
    • Llantas de aleación de 17”
    • Navegador
    • Sistema de conectividad “Fiat Connect 7.0” (el mismo del MX-5) con pantalla táctil de 7”, conexión Bluetooth (también para acceder a Internet, oír la radio o consultar datos de navegación)
    • Tapicería de piel (negra o marrón)
Fiat 124 Spider ¾ trasera blanco

Fuente: Revista Motor Mundial

Opcionalmente, también podía llevar:

  • Acceso y arranque sin llave
  • Apertura y arranque sin llave
  • Asientos calefactables
  • Cámara de visión trasera
  • Cambio automático de luces
  • Equipo hi-fi Bose con 9 altavoces (de ellos dos en los apoyacabezas)
  • Faros de diodos direccionales

Motores propios del grupo italiano

Fiat 124 Spider lateral

Fuente: Revista Motor Mundial

Fueron 3 los motores que se incorporaron a este Fiat 124 Spider en su corto periodo de vida:

  • El clásico bloque 4 Superfire de Fiat con 1.368 cc, distribución variable “Multiair” y turbocompresor (gran placer de conducción a bajo régimen), cambio manual de 6 relaciones, anunciando 140 CV y 24,5 mkg de par. Sin duda esta motorización permite una conducción semideportiva muy agradable.
  • Versión de 160 CVdel anterior motor con 25,4 mkg de par.
  • Versión Abarthcon el motor 75 del Alfa 4C (y del Giulietta y Lancia Delta), en su nivel menor de 200 CV, ya ampliamente suficiente para subrayar su carácter deportivo.

Sin duda el Fiat 124 Spider se trataba de un “Roadster descapotable” italianizado muy atractivo para los potenciales clientes de este tipo de coches, aunque ha tenido una corta vida y ya no está disponible más que en los mercados de segunda mano con una oferta realmente escasa en la actualidad. Recuerda que, aunque no sean vehículos nuevos, también necesitan estar protegidos, consulta el amplio abanico de ofertas que ofrecen los Seguros de Coche MAPFRE para que se ajusten a tus necesidades.

Motor Mundial
Periodista Especializado en Automoción en Motor Mundial

El equipo de redacción de Motor Mundial se suma al canal como experto en el sector de la automoción. Gracias a su larga trayectoria y años de experiencia, sus contenidos sobre modelos de coche y moto, además de las pruebas en carretera y todas las novedades en el mundo del motor superan las expectativas en cuanto a veracidad y profundidad del lector más exigente.