Volkswagen Polo sexta generación

Inicio/Coches/Nuevos modelos coches/Volkswagen Polo sexta generación

Volkswagen Polo sexta generación

Ahora más cerca del Volkswagen Golf, esta sexta generación del pequeño Volkswagen Polo, producido con carácter exclusivo en la localidad de Landaben (Navarra), solo se fabrica con 5 puertas.

Con una carrocería dominante en este segmento B (el de los coches polivalentes), es un coche que ya pasa de los 4 m de largo (4,05) creciendo su batalla casi 10 cm. Su precio parte de 15.905 euros.

Cada vez más parecido al Volkswagen Golf

La necesaria remodelación de su nueva carrocería no solo le ha llevado a crecer en longitud, también en anchura crece 7 cm más (1,75 m) y pierde 1 cm de altura (ahora mide 1,45 m). Crecimiento que se ha aprovechado para acercar su estética a la de su hermano Volkswagen Golf, aunque siguiendo una pauta continuista y conservadora.

Lo más novedoso del nuevo Volkswagen Polo es su frontal, cuya nueva parrilla unida a los faros le hace parecer más ancho de lo que es, acercando su imagen a la de sus hermanos de gama Golf y Passat. La línea de cintura no es demasiado alta y la zona acristalada hace hueco a las nuevas lunas traseras de custodia que acaban en un pilar trasero ahora más inclinado.

La zaga varía poco y los grupos ópticos mantienen su forma cuadrangular trapezoidal, aunque mordiendo más el portón de gran tamaño y forma rectangular que da paso a un maletero de 351 litros (de los mayores dentro de su categoría).

Y aunque presenta una amplia boca de carga, ahora los pilotos traseros la estrechan un poquito más. Cuenta con luz, ganchos sujetabolsas (2), y puede llevar una rueda de repuesto en opción bajo su plano de carga. Y si se pliegan los asientos traseros (60:40), su volumen total sube hasta los 1.125 litros.

Ahora, más grande y habitable para competir con los SUV

Se aprecia una mayor amplitud general y un mayor espacio para piernas en las plazas traseras en particular, consecuencia de la mayor batalla. La consola central puede equipar una pantalla táctil de 6,5 pulgadas (8” a partir del nivel intermedio), más nítida y brillante, con conectividad MirrorLink, Android Auto y CarPlay, bien situada en la zona alta del salpicadero del vehículo.

Luego, en el cuadro nos encontramos la opción del Digital Cockpit, ampliamente configurable y que además de los datos habituales permite ver las imágenes del navegador, con una nueva generación más fácil de leer. También puede disponer de soporte para la recarga inalámbrica del móvil por inducción.

Pese a la pérdida de 1 cm de altura externa, la interior sigue siendo muy notable, permitiendo alojarse cómodamente en la banqueta trasera a pasajeros de hasta 1,90 m de estatura, y en caso de acoger a tres niños, ahora van menos apretados, aunque el túnel central (ilógico en un coche de tracción delantera, pero impuesto por su nueva plataforma MQB) molesta lo suyo.

Aun así, la zona central permite acoger un adulto incluso con las dos sillitas infantiles que permiten los anclajes traseros Isofix, y el espacio para las rodillas es ahora considerablemente mayor.

En cuanto a las ayudas de seguridad y confort, equipa el control de crucero inteligente (con función “Stop & Go”), la frenada de emergencia en caso de tráfico cruzado trasero, sensor de presencia de vehículos en el ángulo muerto, asistente de aparcamiento semiautónomo (que mueve la dirección mientras que el conductor debe controlar la velocidad con los pedales) y el asistente de cambio involuntario de carril.

Amplia oferta de motores

La oferta motriz no deja de ser amplia y parte de 5 motores de gasolina y dos diésel (a los que se añade un motor de gas natural TGi de 90 CV sobre la base de los tricilíndricos de gasolina). Los tres primeros motores parten del conocido 1.0 tricilíndrico, los dos primeros (65 y 80 CV) atmosféricos y con una alimentación por inyección multipunto indirecta (MPI), ya un tanto obsoleta, con el cambio manual de sólo 5 relaciones.

El 1.0 TSI de 95 incorpora ya la inyección directa y el turbocompresor, ofreciendo un buen nivel de par, pero siempre con 5 marchas (o 7 si se monta el cambio automático DSG). Para tener un cambio manual de 6 velocidades hay que subir al 1.0 TSI de 115 CV, o al deportivo GTI, con el motor 2.0 TSI de 200 CV.

En diésel tenemos el sempiterno 1.6 TDI, pero en unas versiones bastante “descafeinadas” (80 y 95 CV) y sólo con cambio manual de 5 marchas (o el opcional DSG de 7 en el caso del 95 CV).

Volkswagen Polo sexta generación
5 (100%) 4 votes
20 mayo, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Volkswagen Polo sexta generación
5 (100%) 4 votes
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar