¿Cómo camperizar una furgoneta?

Publicado por canalMOTOR, 23 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Cómo camperizar una furgoneta?

Deja de soñar con recorrer el mundo y descubre cómo camperizar una furgoneta en muy poco tiempo y con el presupuesto justo, ya que, con un poco de dedicación, es un proyecto accesible.

Cuando se habla de camperizar, se entiende que la idea es modificar el habitáculo interior para que sea posible vivir dentro de él, o al menos, contar con las mínimas condiciones de habitabilidad exigible.

Para camperizar una furgoneta, hay pasos básicos que no puedes saltarte y algunos consejos que te ayudarán a que tu proyecto sea un éxito, evitando los típicos errores de novato.

Elige un vehículo con posibilidades

Los expertos aseguran que puedes camperizar furgonetas pequeñas, medianas o grandes, teniendo siempre en cuenta que eso va a determinar la capacidad de la misma, el consumo y las cosas que puedas incluir.

Lo más habitual es que sea un vehículo de segunda mano con más de ocho años de antigüedad, unos 100.000 kilómetros de vida, bien cuidado y con todos los permisos en regla, revisiones y sustituciones al día; por tradición, suelen ser vehículos diésel para ahorrar en el repostaje y poder hacer muchos kilómetros, pero esto no es imprescindible.

El mercado de segunda mano no te va a defraudar y entre las más pequeñas, puedes elegir una Renault Kangoo, Citroën Berlingo, Peugeot Partner o Volkswagen Caddy. Si buscas algo un poco más grande, piensa en un Opel Vivaro, Renault Traffic, Peugeot Expert, Nissan Primastar o Mercedes Vito. Para los que se atreven con todo y quieren un vehículo para toda la familia y/o amigos, pueden ser recomendables las Peugeot 807, Renault Espace o Ford Galaxy, entre otras.

 

 

Planea el diseño

Las apps también son herramientas pensadas para camperizar vehículos; si no te lo crees, ya estás descargándote la preferida de muchos, Sketchup, que permite el diseño de interiores en 3D con gran facilidad y para los niveles menos avanzados. Con las medidas y algunas de las aplicaciones creadas para el diseño de interiores 3D vas a poder crear módulos adaptados para tu vehículo y una distribución adecuada donde todo encaje, sin perder ni un milímetro.

Lo más básico es organizar el espacio para poder contar con un sitio para dormir y alguna mesa o soporte extra, si además puedes incluir armario o espacio de almacenaje o lugar para instalar baño o un recurso para cocinar, perfecto. En Internet, es fácil que encuentres diseños de otros para los principales modelos de furgonetas: si estás un poco perdido, haz una búsqueda general y encontrarás un montón de ideas.

Con un diseño cerrado, el siguiente paso es calcular el material que vas a necesitar. Elige madera fina y flexible para crear estructuras duraderas, pero siempre ligeras. Nunca pierdas de vista que el exceso de peso es un problema y que, además, siempre supondrá gastar más en combustible. Apuesta por la calidad en los materiales, ya que los amortizarás en poco tiempo y los disfrutarás siempre.

Aislamiento interior y montaje

Un fallo demasiado común en las furgonetas camperizadas de forma casera es que a menudo se olvida, o no se da importancia, a la preparación del interior del vehículo, antes de montar los muebles o módulos. Sin embargo, el aislamiento es clave para conseguir confort dentro de tu vehículo.

Lo más recomendable es aislar el interior, de la forma más efectiva, pero también práctica y sencilla. Actualmente hay en el mercado una gran variedad de materiales que te van a facilitar el trabajo. Una buena opción es la lana de roca y el foam adhesivo.

Con el aislamiento acabado y fijado, el siguiente paso es colocar los módulos creados. Fija y encaja los muebles y estructuras, según habías previsto para que todo quede seguro y listo para el disfrute.

Ya sólo te queda incluir dentro de tu furgoneta preparada para la acción tus accesorios imprescindibles y aquellos enseres personales que quieras llevar en tus aventuras, recuerda ser práctico y ceñirte a lo necesario. El consejo más habitual es que se empiece con pocas cosas y a medida que vayas realizando salidas y viajes, vayas adquiriendo nuevas cosas según tus necesidades concretas.

Con todas las comodidades y detalles que incluyas en tu furgoneta modificada, lograrás disfrutar en el interior de tu vehículo y vivir experiencias inolvidables. Sin embargo, si fuera de tu furgoneta planeas una escapada en avión, por ejemplo, deja que de los imprevistos se encargue el Seguro de Viaje MAPFRE, adecuado a tus necesidades y a las características de tu viaje, para que nada pueda arruinar tu experiencia de ocio.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos