3 Min de lectura | ¿Tu cinturón de seguridad está atascado y no funciona como debería? Estas son las causas más comunes y las soluciones que puedes aplicar para solventar el problema.

El cinturón de seguridad es un elemento obligatorio en todos los vehículos. Aunque no requiere un mantenimiento demasiado complicado, en ocasiones es posible que este se atasque haciendo que no cumpla bien su función.

Por qué puede atascarse un cinturón

En algunas ocasiones el cinturón de seguridad del coche puede atascarte, esto se debe a que haya algún tipo de ruptura u obstrucción en el mecanismo. Puede aparecer también por una deformación o corte de la cinta o que esta se encuentre mal enrollada. Una de las causas más frecuentes de que el cinturón de seguridad no funcione bien se puede deber a que el coche ha sufrido un accidente de tráfico.

La mejor opción es acudir siempre a un profesional para que lo desarme y lo revise, pero hay opciones que puedes realizar de una manera sencilla para poder solventar el problema si el atasco no es muy grande.

Cómo arreglar un cinturón de seguridad atascado

Para arreglar un cinturón de seguridad atascado puedes realizar varias comprobaciones que pueden ayudarte a solucionar el problema con el mismo. En muchas ocasiones, tiene que ver con los elementos que rodean a este sistema de seguridad que pueden estar interfiriendo con el buen funcionamiento del mismo.

Mujer sujetando un cinturón de seguridad

https://cutt.ly/xbTapxJ

Suciedad

Es posible que el cinturón cuente con grasa o suciedad que provocan que la cinta no se pueda enrollar correctamente. Para evitar que esto pase, es necesario llevar a cabo un mantenimiento adecuado cada cierto tiempo.

Tira de la cinta hasta que la saques por completo y límpiala utilizando agua con jabón y un paño. Repite en toda la superficie hasta que esta esté completamente limpia. A continuación deja que se seque y aplica un lubricante de silicona sobre ella.

El tope no cumple su función

En la cinta verás, que todos los cinturones de seguridad cuentan con una pieza de plástico redonda que funciona como tope y que impiden que el cinturón se recoja más allá de ese punto cuando no lo estamos utilizando. Comprueba si se encuentra en su sitio, está en buenas condiciones o se ha caído. En caso de que este no esté como debe será necesario cambiarlo para solucionar el problema.

Comprobar la posición del asiento

Aunque no lo creas, en ocasiones, la posición en la que colocamos el asiento puede influir en un bloqueo del cinturón de seguridad. La comprobación que puedes hacer en este sentido es muy sencilla, tan solo deberás colocar el asiento en posición vertical y comprobar de esta manera si la obstrucción desaparece y el cinto funciona con normalidad.

Comprobar la posición de los asientos traseros

Si los cinturones traseros no funcionan debemos comprobar en primer lugar si hay algo que los está obstruyendo. Es posible que el asiento, al abatirse para introducir algún elemento en el maletero haya provocado que se quede enganchado. Revisa que se encuentran en su posición.

Bloqueo del sistema

En algunas ocasiones, elementos pequeños como monedas u objetos se pueden introducir dentro del mecanismo del cinturón de seguridad haciendo que este se bloquee. Si compruebas que proviene de este punto será tan fácil como eliminar el objeto. Para ello deberás desmontar la carcasa y retirarlo.

Aunque los problemas más comunes para el atasco de un cinturón de seguridad son los que te hemos mostrado, la mejor opción es que acudas a un taller para que los revisen. Estos sistemas de seguridad son esenciales y obligatorios en carretera por lo que debemos tener especial cuidado y llevarlos siempre en óptimas condiciones.

Conducir con seguridad depende de nosotros. Para ocuparse del vehículo confía en el Seguro de coche MAPFRE.