Gasolina o diésel: ¿qué es más barato asegurar?

Publicado por canalMOTOR, 18 Jul 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Seguros para diésel o gasolina

Todos sabemos que a la hora de contratar una póliza para un coche, el precio dependerá de diversos factores, como edad del conductor, modelo de coche, experiencia al volante, etc. Entre todos ellos hay uno que suele generar muchas dudas entre los clientes: gasolina o diésel, ¿qué es más barato asegurar? 

Es cierto que hace algunos años, los coches diésel presentaban unas prestaciones y una conducción bastante diferente a los de gasolina. A grandes rasgos eran más lentos, aceleraban con menos fuerza y generalmente eran utilizados por conductores que realizaban muchos kilómetros al año.

Sin embargo, la tecnología de este tipo de motores ha ido cambiando con el paso del tiempo y, en la actualidad, las prestaciones de los coches diésel cada vez se equiparan más a los de gasolina. Pero las diferencias no sólo se han ido diluyendo en sus características, sino que a la hora de asegurar un coche, esta ya no es una variable importante que influya en el precio de la póliza.

Aunque el tipo de combustible prácticamente no influye en el precio del seguro, como hemos comentado antes, sí que se tienen en cuenta otros factores importantes, como por ejemplo la potencia del motor. Para ello, algunos de los aspectos considerados son la cilindrada y, sobre todo, la potencia que despliega, sin importar el tipo de combustible que utilice (gasolina, diésel, GLP o híbrido). De hecho, en algunos casos se valora la relación entre el peso y la potencia. Así, un coche ligero y potente se asocia a un vehículo de carácter deportivo y, por norma general, su seguro tendrá un precio más alto.

 

 

Otro factor importante que influye en el precio de la póliza es el equipamiento extra. A la hora de contratar un seguro es necesario indicar con detalle determinados puntos, como la pintura metalizada, las llantas de tamaño superior, el techo panorámico, sensores de aparcamiento o el sistema de alerta de accidente. Cuanto más detallado esté el equipamiento, menos problemas aparecerán a la hora de peritar y reparar el vehículo.

Sin embargo, uno de los factores que más importancia adquiere a la hora de calcular el precio de la póliza, sin contar con el tipo de tomador y el conductor habitual, es el precio del coche nuevo. Esta cantidad determinará en gran medida el precio del seguro, ya que se toma como referencia por ejemplo, en caso de siniestro total en un seguro a todo riesgo.

Si tus dudas sobre qué es más barato asegurar, si un coche gasolina o diésel, siguen invadiendo tu mente, puedes informarte de toda la variedad de Seguros de Coche MAPFRE que ponemos a tu alcance. Elige la póliza que incluya las coberturas que mejor se ajusten a tus necesidades. 

 

LO QUE DEBES SABER...
  • Gasolina o diésel: Ya no influye prácticamente en el precio del seguro.
  • Precio: El precio del coche nuevo es el factor del coche que más influye.
  • Importante: Indicar el equipamiento extra.
  • Potencia: La potencia y su relación frente al peso del coche es importante.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios