3 Min de lectura | La utilización de cualquier tipo de transporte implica una serie de riesgos. En este sentido, existe cierto desconocimiento sobre cómo actúa el seguro en caso de sufrir un accidente en un taxi o VTC (Vehículo de Transporte con Conductor). Aquí resolvemos todas las dudas.

Cuando ocurre algún tipo de incidente con un vehículo propio, se suele tener bastante claro cómo actúa la póliza según quién haya sido el responsable. Sin embargo, no se tiene el mismo conocimiento en el supuesto de tener un accidente en un taxi o un VTC (Vehículo de Transporte con Conductor) mientras se utiliza uno de estos servicios de transporte privado.

¿Cómo protegen los seguros de los taxis y VTC?

Existe una notable diferencia entre sufrir un incidente siendo conductor responsable en un coche propio o en un servicio de carsharing y padecerlo como pasajero. Debe tenerse en cuenta que cada sistema de transporte privado cuenta con diferentes soluciones para cubrir a los usuarios.

Así, cuando se viaja en un taxi o en un VTC, los ocupantes están protegidos con la cobertura de responsabilidad civil ampliada frente a los daños personales que se les puedan causar en caso de siniestro durante un trayecto. Además, si el vehículo cuenta con más de 9 plazas, también es obligatorio que disponga de un seguro de viajeros.

No obstante, cuando el responsable de un accidente sea un tercero, su compañía aseguradora debe responder ante los perjuicios causados. De este modo, el culpable no solo tiene que encargarse de los daños que pueda haber sufrido el pasajero, sino también de los desperfectos materiales del vehículo que prestaba el servicio de transporte privado.

Características de los seguros para taxis

Por norma general, los seguros para taxis y VTC no se diferencian demasiado de los que cubren los coches particulares. Las aseguradoras ofrecen pólizas con coberturas similares, donde es posible encontrar:

  • Defensa jurídica, incluyendo la vía penal
  • Reclamación de daños a terceros.
  • Rotura de parabrisas y lunas.
  • Robo del vehículo, así como los daños producidos durante la sustracción ilegítima de las piezas.
  • Subsidio por privación del permiso de conducir.
  • Asistencia en viaje que cubre no solo al vehículo, sino también a los ocupantes en caso de accidente, avería o robo.

¿Cómo reclamar si se sufre un accidente en taxi o VTC?

Los pasajeros de cualquier servicio privado de transporte tienen derecho a reclamar los daños y perjuicios sufridos en caso de incidente, independientemente de cómo haya sucedido el mismo. Esto es así porque los ocupantes se consideran terceros perjudicados y la aseguradora del vehículo responsable debe ofrecer la protección precisa.

Si no se cubren los gastos de los daños materiales y personales de los viajeros, es posible reclamar la indemnización que corresponda. Para ello, es preciso disponer de la matrícula del taxi o VTC, el ticket del recorrido y los datos de la compañía que suscribe la póliza. Asimismo, también es recomendable presentar los documentos que acrediten el perjuicio sufrido.

El ocupante puede demandar a través de la vía judicial civil a la aseguradora del taxista o VTC, o bien a la del otro vehículo responsable. Antes de iniciar este proceso es importante tener en cuenta que es necesario contratar los servicios de un perito para que valore los daños sufridos, así como abogado y procurador que asuman la defensa y la representación en el proceso.