3 Min de lectura | Los fabricantes de coches apuestan cada vez más por incluir neumáticos Run Flat en el equipamiento opcional e incluso en el de serie de sus vehículos. Pero ¿sabes qué son y para qué sirven?

Fue a mediados de los 80 cuando aparecieron los primeros neumáticos Run Flat. Sin embargo, es ahora cuando los fabricantes de coches los están incluyendo como dotación de equipamiento opcional e incluso, de serie de sus vehículos debido a los beneficios que reportan. Seguro que has oído hablar de estos neumáticos, pero ¿sabes exactamente qué son?

¿Qué es un neumático Run Flat?

Los neumáticos Run Flat son aquellos que cuentan con un refuerzo en sus flancos o bien un soporte interior donde se apoya la banda de rodamiento cuando disminuye la presión. Así, cuando reciben un pinchazo, consiguen mantener la forma durante más tiempo haciendo que la pérdida de aire sea más gradual.

Y, ¿para qué sirve esta tecnología? Muy sencillo: evita que tras un pinchazo los neumáticos estallen o se aplanen, dando al usuario un margen de tiempo para trasladarse al taller más cercano y sustituir el neumático, ya que se puede circular con ellos aun cuando la presión ha descendido.

Ahora bien, este tipo de neumáticos solo se pueden usar en vehículos que cuenten con un Sistema de Control de Presión de Neumáticos (TPMS), cuya misión es alertar al conductor si uno de los neumáticos está perdiendo aire y, por lo tanto, presión.

¿Cuánto dura un neumático Run Flat?

La durabilidad de un Run Flat es la misma que la de cualquier otro neumático. La diferencia viene en el momento en el que recibe una punzada, ya que su vida útil es un poco más larga.

Tras el pinchazo, la rueda puede seguir rodando, en general, durante 80 kilómetros a una velocidad de 80 km/h, aunque depende del fabricante. Cabe matizar que, una vez averiado, los fabricantes desaconsejan rotundamente su reparación.

¿Cómo saber si un neumático es Run Flat?

Primer plano de la rueda de un coche

https://bit.ly/34cceh0

En el manual del vehículo encontrarás la información sobre los neumáticos, y si estos son del sistema Run Flat.

No obstante, puedes averiguarlo de otras formas. Por ejemplo, observando el lateral del neumático, junto a la información del fabricante. Algunas marcas, como Pirelli, incluyen las palabras “Run Flat”. Otros fabricantes, en cambio, utilizan diversas abreviaturas para sus llantas Run Flat:

  • DSST (Dunlop Self Supporting Tire) – Dunlop.
  • EMT (Extended Mobility Technology) – Goodyear.
  • HRFS (Hankook RunFlat System) – Hankook.
  • PAX – Michelin.
  • RFT (Run Flat Tire) – Bridgestone.
  • ROF (Run On Flat) – Goodyear, Bridgestone y Dunlop.
  • RSC (Runflat System Component) – BMW.
  • SSR (Self-Supporting Runflat) – Continental.
  • SSRF (Self-Supporting Run Flat) – Pirelli.
  • TRF (Toyo Run Flat) – Toyo.
  • XRP (eXtended Run-Flat Performance) – Kumho.
  • ZP (Zero Pressure) – Michelin.
  • ZPS (Zero Pressure System) – Yokohama.

Si no encuentras la información del neumático en la llanta, comprueba si tu vehículo tiene rueda de repuesto, ya que los coches que equipan neumáticos originales Run Flat no la llevan.

Otra opción es mirar el panel de instrumentos. Si tu coche está equipado con ruedas Run Flat, debe contar también con un sistema de control de presión de los neumáticos, cuyo testigo de advertencia figura en el panel de control (tiene la forma de un neumático desinflado y seccionado y un signo de exclamación en el centro).

¿Qué marcas los tienen?

Los neumáticos Run Flat están diseñados especialmente para turismos y vehículos deportivos. BMW destaca por ser el fabricante que más incluye este tipo de neumáticos en sus modelos, aunque también lo hacen otras, como Lexus o Toyota en sus sedanes y cupés.