Neumáticos para un 4×4: ¿Qué tener en cuenta?

Inicio/Coches/Noticias coches/Neumáticos para un 4×4: ¿Qué tener en cuenta?

Neumáticos para un 4×4: ¿Qué tener en cuenta?

Si elegir los neumáticos de un coche utilitario ya resulta importante, cuando nos encontramos con un coche que atraviesa cualquier tipo de terreno, la decisión es aún más crucial. Hablamos sobre qué tener en cuenta en los neumáticos para un 4×4.

Dado que los coches todoterreno están especialmente diseñados para moverse por cualquier tipo de vía gracias a su tracción a las 4 ruedas, es muy importante saber qué hay qué tener en cuenta para elegir los mejores neumáticos para un 4×4.

Antes de dejarte llevar por el precio, la marca o el dibujo del neumático es necesario valorar tus necesidades reales para elegir una serie de prestaciones y modelos concretos. Sin embargo, lo que sí debes tener claro es que el coche 4×4 debe estar equipado con los mismos neumáticos en cuanto a marca, tamaño, índice de carga, código de velocidad y dibujo, excepto cuando el fabricante del vehículo indique otras recomendaciones, que siempre habrá que seguir al pie de la letra.

Elige el mejor neumático según tu caso

Te planteamos una serie de cuestiones básicas que debes analizar a la hora de elegir los neumáticos que mejor se adaptan a tus circunstancias y al modelo del coche:

  • Zonas por las que se circula habitualmente. En este sentido hay que cuantificar el número de kilómetros que realizamos por las distintas vías y valorar cuál es el uso predominante que le damos al vehículo (autopistas, campo abierto, caminos fangosos, carreteras secundarias, etc.). Según este punto, tendremos que elegir entre un neumático con un perfil bajo u otro con un perfil alto, etc.
  • Kilometraje en total. Al igual que hacemos con cualquier otro tipo de coche, con los 4×4 también debemos hacer una estimación del total de kilómetros que realizamos al año con él. Este factor es determinante en la elección de un neumático u otro, ya que en el caso de que realices menos de 50.000 kilómetros anuales, quizás no te compense realizar el desembolso económico que supone un neumático de primera marca y que puede llegar a durar hasta 4 años.
  • Clima de la zona. El tiempo de la región influirá en gran medida en el hecho de decantarse por un modelo de neumático en concreto. Así, según predominen las lluvias, el sol o la nieve habrá que pensar en instalar un neumático de invierno, de verano o M+S.

Teniendo en cuenta esto, en el mercado encontraremos una amplia variedad de modelos según cada caso:

  • De perfil bajo y goma blanda: están especialmente indicados para moverse por carreteras normales de asfalto, ya que aportan una mayor estabilidad y ofrecen un mejor agarre en suelos rectos.
  • De perfil alto y goma más resistente: son perfectos para desplazarse por pistas de tierra o cualquier otra vía en la que se le dé un uso más duro al coche. Este tipo de neumáticos son más fuertes frente a posibles cortes o pinchazos.
  • Finos: son necesarios para atravesar zonas con mucho barro porque son capaces de profundizar en el fango para buscar la zona más dura por la que poder circular.
  • Anchos: colocaremos este tipo de neumático para desplazarnos por zonas arenosas. Son una buena opción porque permiten reducir al máximo las probabilidades de que el coche se quede hundido en la arena.
  • Con carcasa flexible adaptable: esta opción es idónea para conducir por caminos con muchas piedras, ya que se adaptan perfectamente a los cambios bruscos que se presenten en la vía.

Otras consideraciones

Como es obvio, la calidad de los neumáticos para un 4×4 que elijamos debe ser alta para que pueda superar sin problemas los obstáculos a los que se suelen someter, así como para soportar el peso de este tipo de vehículos, que suele ser superior al de los turismos. Este punto también será determinante en la seguridad al volante y en la fiabilidad del coche.

La presión también juega un papel fundamental en los neumáticos 4×4. Debes tener en cuenta que según el terreno por el que vayas a circular, necesitarás una mayor o menor presión. Por norma general, una presión alta de los neumáticos puede evitar que se produzca un pinchazo en una zona pedregosa y otra más baja es perfecta para no dejar el coche sepultado en una zona arenosa o con barro.

Un último aspecto que hay que tener en cuenta en los neumáticos para un 4×4 es el momento en el que es necesario cambiarlos. Al igual que en el resto de coches, habrá que sustituir las ruedas por otras nuevas cuando tengan algún desperfecto importante o si la profundidad del dibujo es inferior a 1,6 milímetros. Es importante tener todos estos consejos en mente, ya que en caso de producirse un error en la elección, los neumáticos pueden sufrir un desgaste prematuro o incluso no llegar a sacarle todo el partido que se podría. Del mismo modo, no olvides contratar un Seguro de Coche MAPFRE que te permita moverte con total libertad y protección. Infórmate de todas las pólizas que te ofrecemos para elegir la que más se ajusta a tus necesidades.

25 febrero, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.