¿Es el Honda FR-V un coche gafado?

Publicado por Alejandra Otero, 14 Jun 2011

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Es el Honda FR-V un coche gafado?

¿Se puede hablar de que un coche, modelo o marca puede estar gafado? Cuenta la leyenda que el Porsche 550 Spyder de James Dean, conocido como Little Bastard, lo estaba. No sólo sirvió de ataúd para el actor, además todo el que se relacionó con este coche o alguna de sus partes, acabó muerto o gravemente herido. Sí, Little Bastard es el coche maldito por excelencia, pero esta idea se puede trasladar a la actualidad y con menos halo de misterio.

La aseguradora web británica Confused.com acaba de publicar un estudio de que señala a los diez modelos más propensos de sufrir accidentes en los últimos cinco años. El monovolumen compacto Honda FR-V ha sido el ganador de este nada honorable ránking, con 446 siniestros por 2.529 modelos que hay en circulación. Su ratio de accidentalidad es de uno de cada cinco o, en porcentaje, del 18,4 por ciento. Le siguen en el podio de la mala suerte el Volvo CX90, con un 15,9 por ciento de unidades accidentadas, y el Lexus RX, con un 15,5 por ciento. Si ampliamos la lista a diez, los modelos que menos suerte tienen son el Honda Jazz, el Honda CR-V, el Volkswagen Tiguan, el Hyundai Santa Fe, el Toyota RAV4 y el Mazda 3: todos con un estadística de accidentalidad de uno entre cada siete.

 

Por su parte, en el lado opuesto encontramos los coches menos propensos a sufrir accidentes. El ganador es el Mazda2 con sólo nueve reclamaciones de 1.076 unidades. Se suman al lado luminoso de la suerte el Nissan Skyline, el Ford Focus RS o el Fiat 500 todos con un porcentaje menor al 1 por ciento.

 

Si hablamos de mala suerte es porque la propia aseguradora, ha hecho notar que los errores mecánicos son la mínima de las causas. Esto significa, por eliminación, que los accidentes son causados por errores humanos, lo que se traduce en que los conductores de estos modelos son muy torpes o, en última instancia, que estos automóviles son un poco gafes. Es imposible demostrarlo científicamente, pero noticias como estas dan que pensar.

 



Comentarios (2)

Jorge comento el 05/01/2015 a las 18:44

Es interesante el dato, pero que mereceria un análisis ( evidentemente más extenso).
Con caracter general hay determinados tipos de conductores para determinados tipos de vehiculos ( segun paises ) .
Recuerdo claramente hace 35 o más años que habia que huir de coches de cuatro puertas derivados de compactos, por poner un ejemplo.
En el caso que nos ocupa ( tengo uno) cabria hablar de una ergonomia un poco confusa ( que creo que será menor en GB, ya que es un coche en origen japones ( volante a la derecha)
El tipo de cabina abanzada ( como todos los monovolumenes) implica problemas de visibilidad en los giros ( sobretodo conductores altos).
Elemento distracción ( niño en plaza central?)
Estabilidad correcta ( algo blando y un poco errático...hay muelles en el mercado)
Motores con patada y ayudas poco intrusivas ?
De todas maneras la tasa es elevadisima.
El FR-v es un proyecto fallido ( repito que yo tengo uno) es demasiado especifico y no siempre las ideas innovadoras cuajan ( el fiat de 6 plazas tambien fracasó). Su cese de fabricación no lo sé supongo que no cumpliria las espectativas de venta como coche mundial.

canalMOTOR comento el 07/01/2015 a las 10:01

Hola Jorge. Estos estudios son sólo estadísticas y hay que contar con el tipo de conductor que suele comprar estos coches. La clave parece ser que el FR-V es más ancho que la media y con el puesto de conducción muy descentrado para dar cabida a la tercera plaza delantera. Hay que acostumbrarse a él. Tú que lo usas a diario conoces más sus virtudes y puntos flacos. Saludos.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos