Ford Focus Active

Ford Focus Active

El nuevo Ford Focus Active es el tercer modelo de turismo que Ford convierte en “crossover”. Este cambio nos sirve para explicar las diferencias entre SUV, “crossover” y todoterreno.

Tras el Fiesta Active y el Ka+ Active, llega el Ford Focus Active. Estos Ford Active son modelos de estética todoterreno pero de dos ruedas motrices y algo más altos y más caros, que ofrecen una opción de uso atractiva de estilo campero y todocamino pero sin llegar a ser un SUV propiamente dicho. La berlina parte de 23.800 € con 6 velocidades y el SportBreak cuesta 1.000 € más.

Un turismo convertido en SUV

La palabra SUV (del inglés: Sport Utility Vehicle) que en español sería: Vehículo Deportivo Utilitario, define al automóvil todocamino, es decir, un coche relativamente compacto (aunque también los hay grandes) que combina elementos de un turismo y un todoterreno.

Y se podría decir también que el Ford Focus Active es un tipo de vehículo para combatir en cierta manera la moda de los SUV, importada de Estados Unidos que está arrasando en Europa, como antaño lo hicieron los monovolúmenes, hoy día en franca retirada.

El nuevo Ford Focus Active no es pura fachada, sino un tipo de vehículo innovador, disponible en versiones cinco puertas y SportBreak (familiar), con un diseño exterior distinto al modelo original y con mayor apariencia de robustez.

Su altura de conducción es algo más elevada que la de un turismo normal y su estilo se podría decir que es más audaz y está inspirado en los SUV.

Una opción de conducción más segura para carretera y campo

Con una altura libre al suelo de 3 cm más delante y 3,4 cm detrás y el añadido de una serie de retoques externos le aportan al Ford Focus un estilo distinto.

Destaca en este vehículo su rejilla oscura con un diseño de malla único y también su diseño frontal, a lo que se añade los exclusivos diseños de los paragolpes delantero y trasero, así como sus placas protectoras con acabados plateados, las protecciones de bajos y pasos de rueda.

Las llantas son de aleación (pese a ser poco útiles para el campo) de 17 pulgadas y van calzadas con neumáticos normales de medida 215/55 aunque en opción pueden ser de medida 225/50 R18.

Por otro lado, también su chasis ha sido configurado a medida para mantener la dinámica de conducción más apropiada dentro de su categoría y que no desmerezca de la berlina Ford Focus, para que ofrezca una mejor capacidad de conducción en carretera y una posición de conducción más segura tanto en ciudad como en carretera al ser más alta.

Además, la versatilidad del Ford Focus Active ha mejorado con dos nuevos modos de conducción seleccionables, curiosamente llamados “resbaladizo” y “trail”, cuyo cometido explicamos más adelante.

La suspensión delantera y trasera son independientes, esta última de brazo corto y largo (la SLA de Ford) que mejora el confort y también la respuesta, contando con amortiguación y barras estabilizadoras, además de un bastidor auxiliar aislado que proporciona el equilibrio deseable entre la respuesta delantera y trasera ante grandes baches en la carretera, para que los recorridos sean más suaves.

Volviendo al llamado “modo resbaladizo” de conducción, adapta los ajustes del control electrónico de estabilidad (ESP) y del control de tracción para aumentar la fiabilidad en superficies con agarre reducido (barro, nieve, hielo).

Y en cuanto al “modo trail”, ayuda a mantener el impulso en superficies blandas como la arena, ajustando el freno antibloqueo para permitir un mayor deslizamiento de las ruedas, al tiempo que configura el control de tracción para permitir un mayor giro de las ruedas que sirve para limpiar la arena, la nieve y el barro de los neumáticos.

Motores y ayudas tecnológicas a la conducción

En cuanto a los motores de gasolina ofrecidos en los Ford Focus Active no son otros que los EcoBoost, muchas veces premiados por su eficiencia; el 1.0 de 125 CV con un consumo de 4,8 l/100 km, y el 1.5 litros de 150 CV (consumo de 5,3 l/100 km). Y en diesel, el motor EcoBlue de 1.5 litros y 120 CV (3,5 l/100 km) y el 2.0 litros que rinde 150 CV con un consumo de 4,4 l/100 km.

Todos estos motores son tecnológicamente avanzados y considerados limpios de cara a sus emisiones, contando con el sistema Auto Start-Stop de serie para reducir el consumo en su funcionamiento.

Sus motores pueden además ir unidos a modernas transmisiones de tipo manual con 6 velocidades o las más sofisticadas de tipo automático de 8 velocidades que se adaptan a diferentes estilos de conducción para realizar cambios de marcha optimizados.

El Ford Focus Active cuenta con un equipamiento específico, en el que destaca  la apertura “manos libres” del portón trasero mediante un movimiento del pie bajo el parachoques posterior, así como el sistema FordPass Connect con un “modem” integrado de acceso Wi-Fi móvil con conectividad para hasta 10 dispositivos y en opción el soporte de carga inalámbrica de teléfonos móviles.

Entre sus nuevas tecnologías de ayuda a la conducción están: el Control de Crucero mejorado con reconocimiento de señales de velocidad y centrado de carril; Sistema de Iluminación Adaptativo con luz de curva predictiva; Active Park Assist 2 que puede realizar maniobras totalmente automáticas; el Head-Up Display sobre el parabrisas y el Asistente de Maniobra Evasiva para evitar colisiones.

En lo relativo al sistema de comunicaciones y entretenimiento SYNC 3 de Ford, permite al conductor controlar las funciones de audio, navegación y climatización, además de los teléfonos inteligentes conectados mediante sencillos comandos de voz.

Y todo lo anterior por una pantalla táctil de 8 pulgadas a todo color que puede manejarse mediante gestos de pellizco y deslizamiento. Naturalmente el sistema es compatible con Apple CarPlay y Android Auto y está disponible con un sistema de audio Bang&Olufsen.

En definitiva, un coche que puede utilizarse todos los días como cualquier otro de sus hermanos de la familia Ford Focus y provisto con sus mismas tecnologías, pero con distinta personalidad exterior y el aliciente de poder conducirlo con mayor seguridad por caminos de tierra no demasiado accidentados.

Distinción entre SUV, todoterreno y crossover

SUV es el acrónimo en inglés de (Sport Utility Vehicle), que define a un vehículo que combina elementos de un turismo y un todoterreno, normalmente de tamaño compacto y de uso en ciudad y carretera, pero también en el campo por caminos poco escarpados, por lo que también se le llama todocaminos.

Pero por deformación, también se llama SUV a este tipo de coches aunque sean más grandes y lleven tracción a las cuatro ruedas (4×4) y no solo a dos ruedas (4×2), normalmente las delanteras, solución menos costosa ya que el motor casi siempre va instalado delante. Son más pesados que un turismo y consumen más que él.

Todoterreno: palabra que puede escribirse por separado o bien unida, que define a un vehículo de uso preferente en el campo, incluso por terrenos escarpados. Su distancia al suelo es considerable (mayor que la de un SUV), lleva tracción a las cuatro ruedas (como posibilidad, muchas veces, de desconectarla a solo dos ruedas).

Los neumáticos de los todoterrenos son más grandes de lo normal y distintos en su superficie. Suelen ser más grandes que los SUV pero también los hay pequeños como el Jeep Wrangler de 3 puertas y pesan más que los SUV y consumen más.

Los crossovers son vehículos construidos sobre la base de un coche de turismo a los que se les ha incorporado alguna característica de los SUV, pero no llegan a ser propiamente SUV.

Normalmente se les incorporan protecciones de plástico en la zona baja de su carrocería, alrededor de los faros y pilotos, se les robustece o agrandan los parachoques y se les ponen barras en el techo. También se les eleva algún centímetro su altura al suelo y utilizan neumáticos normales, aunque de medida superior.

23 mayo, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar