Inicio/Consejos Practicos/Consejos de mantenimiento/¿Por qué se estropea la carrocería?

¿Por qué se estropea la carrocería?

5 minutos | Repasamos las razones por las que se estropea la carrocería de un coche. También te contamos cómo impedir el deterioro y cómo recuperar su esplendor original.

Existen diversos motivos por los que se estropea la carrocería de un coche. En muchos casos se trata de factores externos que, aunque no podemos evitar, sí que podemos reducir su impacto. En caso de que se produzca un desperfecto, existen trucos para minimizar el daño y hacer que el exterior del coche vuelva a lucir como el primer día.

Elementos que estropean la carrocería de un coche

Entre los factores por los que se estropea la carrocería de un automóvil están:

  • El sol. Este agente meteorológico es el enemigo natural de aquellos objetos que pasan mucho tiempo en el exterior, especialmente en la época de verano. La exposición directa causará desperfectos en el brillo y el color, el cuál irá perdiendo paulatinamente su intensidad. Concretamente las altas temperaturas afectan directamente al esmaltado, una capa que enfatiza las tonalidades y protege la pintura. La degradación paulatina de este elemento deja al descubierto los elementos más sensibles y termina teniendo como resultado desconchones.
  • Limpieza agresiva. En ocasiones una de las causas por las que se estropea la carrocería es porque usamos productos demasiado abrasivos al tratar de limpiarla. Usar elementos no diseñados especialmente para el cuidado del coche o de mala calidad pueden causar grades destrozos en la parte exterior del automóvil. Lo ideal es utilizar jabón con PH neutro y extenderlo con un paño o esponja a mano. Posteriormente se retira la espuma con agua de baja mineralización y se seca.
  • Limpieza automática. Los túneles de lavado utilizan rodillos que pueden causar arañazos a la pintura. Aunque las cerdas de estos elementos están especialmente diseñadas para ser flexibles y absorber suciedad, en el caso de que no se realice un correcto mantenimiento, se acumularán desperdicios entre ellas y dar lugar desperfectos. Por esta razón, si optas por este método de lavado, asegúrate que en el sitio al que acudas se lleva a cabo una revisión periódica.
  • Malos hábitos de limpieza. Entre las manías que más maltratan el lacado del coche está repasar reiteradamente una manca que no sale (el resultado final suele ser que se termina haciendo un estropicio mayor) o no aclarar convenientemente (pues al no retirar los productos de limpieza, continúan su acción abrasiva).
  • Polvo y arena. Estos elementos se sitúan entre los principales agentes por los que se estropea la carrocería de un coche. En caso de que se acumulen, pueden actuar como agente corrosivo y producir la decoloración de la pintura. En las regiones con gran viento, el golpeo constante de estas partículas da lugar a ralladuras en la chapa.
  • Piedras. Transitar por caminos pedregosos no solamente puede tener repercusión en los bajos del vehículo, sino que también puede afectar a la carrocería. Los pequeños guijarros que saltan al circular por este tipo de vías ocasionan pequeños golpes que descascarillan la pintura. Este tipo de riesgo se incrementa cuando vamos detrás de otro auto, pues recibiremos parte el polvo que levante al trasladarse.
  • Nieve. Aunque este elemento es sinónimo de diversión, también dificulta la circulación por carretera y estropea la carrocería. Su abrasión se intensifica cuando tras unos días de frío intenso se termina convirtiendo en hielo.
  • Mal aparcamiento. Aunque parezca que los pequeños golpes que se producen al aparcar no tienen efecto sobre el automóvil, en realidad es una de las causas que estropean la carrocería más fácil de evitar. Tener cuidado al realizar esta maniobra evitará ralladuras y momentos incómodos. Algunos modelos de coche actuales incorporaran asistente de aparcamiento , un sistema automático capaz de hacer que el vehículo se estacione de manera correcta sin la necesidad del conductor y haciendo de este modo que la chapa no corra el riesgo de deteriorase.

prepareFrame(«recomendador_3», 19, document.location.href, sessionStorage.getItem(‘role’));

    Cómo evitar las razones por las que se estropea la carrocería de un vehículo

    Algunos de los hábitos que nos ayudarán a minimizar el daño causado por los agentes que estropean la carrocería de un coche son:

    • Guardar el vehículo en garaje. La manera más eficaz para que los elementos externos que dañan la pintura tengan una incidencia menor sobre nuestro automóvil es estacionándolo en una plaza de garaje subterráneo. Es cierto que esta opción no es posible para todos los conductores, pero también es preciso indicar que en ocasiones personas que disponen de este lugar de aparcamiento prefieren dejarlo en la calle para ahorrar tiempo.
    • Limpiar regularmente con cuidado. Como hemos indicado, el polvo y la arena pueden estropear la carrocería. Por esa razón, es conveniente lavar nuestro coche periódicamente con productos de calidad y cerciorándonos que tanto el paño como los elementos que usemos están libres de suciedad. Además de hacer que luzca más bonito, evitaremos averías.

    Volkswagen Beetle antiguo carrocería

    • Acudir a un especialista. En caso de que veamos que el lacado del exterior del coche empieza a erosionarse lo aconsejable es acudir de manera directa al taller. Es especialmente importante realizar esta acción cuando aparezcan los primeros síntomas, pues de esta manera se podrán evitar daños y proteger de nuevo la capa de pintura antes de que termine siendo desgastada.
    • Aparcar a la sombra. A la larga merece la pena dedicar tiempo a buscar un lugar que esté situado a la sombra. Una exposición reiterada a altas temperaturas puede causar serios problemas en la chapa.
    • Reducir la velocidad al transitar por caminos. En caso de que circulemos con un vehículo que no sea un todoterreno por sendas llenas de piedras, estaremos corriendo el riesgo de dañar los bajos y la chapa. También es aconsejable que se guarde una distancia de seguridad prudente respecto a los autos que nos rodean para minimizar las posibilidades que nos afecten los elementos que levantan a su paso, de esta forma evitaremos que se dañe la carrocería de un coche.
    • No dejar que se acumule nieve o barro. Aunque pueda dar pereza, lo ideal es retirar lo antes posible las capas de hielo o arena lo antes posible, pues en caso contrario su efecto será más dañino y serán más complicados de quitar.

    Una vez que se conoce por qué se estropea la carrocería del automóvil y cómo evitarlo, es conveniente centrarnos en otro apartado muy importante como es la cobertura ante accidentes. En este apartado, el Seguro de Coche MAPFRE es una gran opción para todos los conductores debido al gran número de profesionales que velan por sus clientes.

    10 enero, 2018|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.