3 Min de lectura | Todo el mundo, alguna vez, ha tenido dudas sobre lo que está permitido o no hacer en una línea amarilla, en este artículo te lo aclaramos: ¿Es posible aparcar en ellas?, ¿se puede parar?, ¿qué significa la línea amarilla en zigzag? Sigue leyendo.

El aparcamiento dentro del casco urbano está regulado mediante las señales de tráfico en las que se indica en qué lugares se puede parar o estacionar y en cuáles está restringido. Además, estos lugares también pueden estar señalados por líneas de distintos colores pintadas en el suelo: podrás encontrarlas en azul, blanco, rojo, verde, y amarillo. Pero… ¿Qué significa una línea amarilla en el suelo?

La línea amarilla

A pesar de que hayas visto, en muchas ocasiones, a coches que paran o estacionan en lugares en los que aparece pintada una línea amarilla, el estacionamiento en estos lugares está prohibido. Aunque en la teoría, la mayoría de los conductores conocen que estos lugares están restringidos, muchos son los que siguen desconociendo cuál es la diferencia entre las distintas líneas amarillas que puedes encontrarte.

Para que tengas una idea más clara de los distintos tipos que te puedes encontrar y qué significan cada una de ellas, te hemos preparado esta guía sobre el uso de las líneas amarillas y el estacionamiento en ellas.

Línea amarilla continua

Es una de las más comunes y es fácil de identificar porque se trata de una marca amarilla continua pintada junto al borde de la carretera o sobre un bordillo. Si ves una de estas debes saber que está prohibido parar o estacionar cualquier vehículo en la zona delimitada por esta. En el caso de que la línea indique una restricción temporal de parada o aparcamiento, estará marcada por una señal en la que se indique el tiempo de restricción. Podrás verla en lugares en los que no se puede aparcar, por ejemplo, durante los días laborables, pero en los que sí está permitido el estacionamiento los fines de semana.

Línea amarilla discontinua

La línea amarilla discontinua puede situarse junto a la calzada o sobre un bordillo. Esta línea indicará que está prohibido tan solo el estacionamiento de vehículos en la zona delimitada, es decir, en ella podrás parar tu vehículo, pero no podrás aparcar. Si tiene alguna restricción temporal de estacionamiento, esta debe estar identificada mediante señales en las que se indique el horario en el que se hará efectiva la restricción.

Línea amarilla en zigzag

Las marcas amarillas colocadas en zigzag sobre una parte de la calzada indican que, en ese lugar en concreto, está prohibido el estacionamiento de cualquier vehículo. La zona queda, por tanto, reservada para un uso especial, lo que hace que ningún coche pueda aparcar en ella. Por lo general, podrás encontrar este tipo de marcas en las paradas de autobús o en aquellas zonas establecidas para carga y descarga de mercancía por parte de cualquier vehículo que lo necesite.

Cuadrícula amarilla

4 coches de juguete sobre una cuadrícula amarilla

http://bit.ly/2y1XiSd

Se trata de un conjunto de distintas líneas amarillas continúas entrecruzadas que forman una cuadrícula en la vía. Estas sirven para indicar al conductor la prohibición de acceder a la zona marcada con esa cuadrícula, a pesar de contar con preferencia de paso. Suelen colocarse junto a intersecciones o pasos de cebra para evitar que, llegado el momento, el coche puede llegar a quedarse detenido sobre el lugar reservado para el tránsito de peatones o de forma que no impida la circulación y salida de vehículos de otras vías aledañas.

Todos estos elementos están diseñados para salvaguardar la seguridad de conductores y peatones y así garantizar la libre circulación de todos ellos por las distintas vías.