Diferencias entre matrículas metálicas y matrículas plásticas

Publicado por CanalMOTOR, 02 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Diferencias entre matrículas metálicas y matrículas plásticas

Si lo que nos gusta es cuidar cada detalle de nuestro coche y mimarlo hasta el último milímetro, quizá nos hayamos planteado cambiar la matrícula, su carné de identidad, por una nueva que luzca perfecta. Debemos conocer entonces las diferencias entre metálicas y matrículas plásticas para tomar la decisión que más nos convenza.

Son algunas las diferencias entre las matrículas metálicas y las plásticas, por lo que conviene conocerlas de antemano para la próxima vez que necesitemos reponer la nuestra. La tradición en nuestro país es la de las matrículas metálicas. Se trata de duros paneles de metal, altamente peligrosos en caso de accidente, ya que de sufrir algún quiebro, se convierten en una pieza peligrosamente cortante.

Por el contrario, en el resto de Europa cuentan, desde ya hace tiempo, con matrículas plásticas. Se las conoce también como ecomatrículas o ecoplacas, y están fabricadas en policarbonato, un material polímero que tiene algunas ventajas añadidas frente a sus análogas metálicas:

-Son muy flexibles, por lo que se doblarán y retorcerán antes de llegar a romperse.

-Se adaptan, por tanto, a la estructura y forma de nuestro coche.

-Son mucho más resistentes, ya que, al estar hechas de plástico, absorbe de manera mucho más blanda los golpes que se pueda llevar al aparcar, con bolas de enganche de remolque, etc.

-Soporta de manera más duradera el deterioro propio de los rayos del sol. Es más, están concebidas (en la teoría al menos) para durar toda la vida útil de un coche sin tener que sustituirla por otra.

-Su pintura no se desconcha.

-Tampoco se borra con los lavados a presión.

-Tienen bordes redondeados, lo que ayuda a no cortar aquello que pueda pasar cerca.

-Al estar hechas de policarbonato, son totalmente reciclables si se funden para dar lugar a un nuevo termoplástico. De aquí, su acepción de ecoplaca.

Sin embargo, si nos interesan las diferencias entre las matrículas metálicas y las plásticas porque estamos pensando en cambiar la nuestra, debemos saber que no todas son legales y que si reponemos una plástica, ha de ser con el beneplácito y la homologación del Ministerio de Industria.

Así, debemos comprobar que nuestra nueva matrícula plástica cuenta con un número de referencia en el lateral de la placa y pedir al proveedor que nos expida un certificado de homologación del ministerio. De hecho, una muy buena opción puede ser solicitar nuestra matrícula al concesionario oficial, para contar con todas las garantías. Las mismas que nos da un Seguro de Coche profesional, con la seguridad de estar en las mejores manos cuando estamos al volante de nuestro vehículo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios