¿Cuándo cambiar de coche?

Publicado por canalMOTOR, 11 Ago 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

llaves frente a coches

Cambiar de coche es una decisión económica difícil, por el precio que supone y los gastos que conlleva. Además, hay que sumar la enorme oferta que hay en el mercado. Existen muchos factores que determinan el valor de un coche y cuando comprar uno nuevo.

Para expertos como Tony Seba, comprar un coche nuevo se está volviendo rápidamente una cosa del pasado. Es probable que exageren y que la extinción no sea tan inminente como proclaman, pero las ventas están estancadas, especialmente en ciudades con buenas alternativas de car-sharing y buenos precios de transporte.

Comprar un coche nuevo es una decisión absurda, alegan. Con la depreciación, nada más salir del concesionario, el coche ya ha perdido una parte considerable de su valor. Y a medida que pasa el tiempo, menos valioso se vuelve. Esto son buenas noticias para aquellos que, por fin, tienen la oportunidad de adquirir un coche que antes no podían permitirse.

Pero los coches depreciados también vienen con más kilómetros, más uso y, por supuesto, más años. Las averías, si no han surgido, surgirán y las reparaciones se vuelven más costosas. Sin embargo, venderlo demasiado pronto no amortizaría el precio que nos ha costado, especialmente si ha sido financiado.

Para recuperar el mayor valor de nuestro coche, hay que venderlo antes de que la temida depreciación haga su magia. Los coches que se venden entre dos y cinco años tras su compra recuperan mejor su coste. Todavía no son considerados “viejos”, no suelen tener muchos kilómetros ni grandes averías.

Un punto importante es vender el coche antes de que salga una nueva versión que lo sustituya, cosa que le hace perder mucho valor. Inversamente, es interesante comprar un coche del stock de una generación recién sustituida.

Un buen momento para cambiar de coche es prestando atención a las averías. Con la edad y el uso, las máquinas se van deteriorando; no sólo en cuanto al motor, sino en otros puntos que pueden ser más frustrantes e igual de caros, como la electrónica. Lo ideal es no esperar a que los fallos en el sistema inutilicen el coche, ya que entonces sí que su valor sería irrisorio.

El parque móvil en España está envejecido. Las ventas muestran un crecimiento tímido, pero hay que considerar que ya no está en vigor el Plan PIVE. El ahorro que supone un coche moderno, mucho más eficiente en cuanto a consumo y emisiones, en otros aspectos es un factor a tener muy en cuenta.

Por ejemplo, los parquímetros penalizan más a los coches que más contaminan. Ciudades como París han prohibido la entrada a coches con 15 años de antigüedad a las calles del centro. Normalmente, es a partir de los 10 años de vida de un coche cuando los gastos comienzan a perder frente al ahorro que supondría un coche nuevo.

Y, por supuesto, comprar un coche nuevo puede darse por cambios en nuestras necesidades, si aumenta nuestra familia, habrá que buscar coches más cómodos y seguros o puede que un nuevo trabajo nos fuerce a conducir mucho más de lo que se hacía antes.

El caso es vigilar de cerca los costes de mantenimiento e intentar no perder demasiado valor en la venta de nuestro coche. Cambiarlo por uno más moderno no sólo es más divertido, sino que es aconsejable, antes de que su valor sea irrisorio.

Y, una vez tengas tu nuevo coche, protégete ante las incidencias y consulta la oferta de los Seguros de Coche MAPFRE, su abanico de coberturas ofrecen servicios que se ajustan a las necesidades de cada conductor.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios